Movimiento pro gay juega su última carta
Miles de personas participaron en el desfile de Orgullo Gay ayer, en San José. Archivo/La República
Enviar

Nuevo proyecto de iniciativa popular buscaría matrimonio igualitario

Movimiento pro gay juega su última carta

Escuderos minoritarios evitan críticas directas contra PLN o Presidenta

Será casi imposible que las parejas gais vean la luz al final de esta administración, por la fuerte oposición contra el proyecto de sociedades de convivencia.

201306302141010.n44.jpg
Miles de personas marcharon ayer por el Paseo Colón para demandar la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, en uno de los últimos intentos de los grupos pro diversidad en lo que resta de este Gobierno.
La cara pública de la oposición contra estos proyectos son los diputados evangélicos, pero realmente ellos fungen como escuderos de los diputados liberacionistas y de la mandataria Laura Chinchilla, quien tiene una visión conservadora respecto a este tema.
Desde mociones hasta nombramientos estratégicos en las comisiones, el oficialismo ha sabido jugar sus cartas para que sus escuderos retrasen cualquier proyecto que reconozca las uniones gais.
De esta forma, los oficialistas no pagan directamente la factura política.
Para no salpicar al partido de Gobierno, el oficialismo ha logrado ocultarse en dos jugadores que se le han aliado al partido y han funcionado como escuderos.
Carlos Avendaño, diputado del partido Restauración Nacional, y Justo Orozco, de Renovación Costarricense, han atraído toda la atención sobre el tema y la lucha gay ha enfocado sus baterías contra estas dos figuras.
Así las cosas, el discurso del PLN y Gobierno es que el proyecto debe discutirse, pero en realidad dos personas empantanan la discusión del proyecto de ley en la Asamblea.
En el caso de la mandataria, sus inclinaciones religiosas son claras, y ella es respetuosa de la línea conservadora, actitud clara desde el primer año de su administración.
Voló hacia Roma para la entronización del nuevo Papa, no faltó a la Romería, asistió a conciertos evangélicos y hasta fue nombrada “hija predilecta” de la Negrita.
Además, tiene excelentes relaciones con la Conferencia Episcopal, a diferencia de Óscar Arias.
Chinchilla dejó muy claras sus posiciones en campaña electoral, cuando afirmó en programas de radio y televisión evangélicos que su bancada se opondría a la base de estos proyectos, una vez que llegara al poder.
Una de las tácticas del oficialismo fue alinear todas las críticas de la oposición en torno a la figura del diputado Justo Orozco.
El diputado de Renovación Costarricense fue el primer soldado en línea del oficialismo para bloquear el proyecto de sociedades de convivencia.
Esto lo hizo ejerciendo la presidencia de la comisión de Derechos Humanos, atrayendo la ira del público mediante declaraciones homofóbicas y discriminatorias.
El actual proyecto de sociedades de convivencia enfrenta más de 500 mociones en la comisión de asuntos jurídicos, la mayoría interpuestas por Carlos Avendaño.
¿En qué medida atrasa el proyecto? Cada una de las mociones toma 15 minutos de discusión, y otros 15 minutos en caso de que se le solicite una revisión.
Esta comisión tiene aproximadamente tres horas de trabajo a la semana, en donde también se deben abarcar otros proyectos.
De revisarse cada una de las mociones en un tiempo promedio de 15 minutos, dedicando las tres horas semanales a esta actividad, la tarea tomaría unas 41 semanas.
Esta, entre otras artimañas políticas, es una técnica de obstrucción conocida por los diputados para impedir el avance de un proyecto.
Ante la desesperanza por los bloqueos que viven los dos proyectos en el Congreso, los manifestantes de la marcha de ayer recogerán miles de firmas para presentar un proyecto de iniciativa popular, el cual se basará en un concepto de matrimonio igualitario.
Por su parte, Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia, desmintió algún alineamiento de partido para oponerse a estas iniciativas y dijo que en todas las fracciones hay opiniones divididas.

Luis Fernando Cascante
[email protected]

Ver comentarios