Logo La República

Viernes, 18 de octubre de 2019



NACIONALES


Mitad de energía nueva será térmica

Luis Valverde [email protected] | Jueves 30 diciembre, 2010



Un 57% de la potencia que entrará en operación en 2011 utilizará combustibles fósiles
Mitad de energía nueva será térmica

Entrada en funcionamiento de Planta Garabito permitirá retirar alquileres de Barranca y San Antonio
El próximo año, cada vez que encienda un bombillo, ponga a funcionar la ducha o encienda el televisor, el país estará gastando más en combustibles.
Luego de varios años en los que las inversiones estuvieron rezagadas, en 2011 la entrada en operación de nuevas plantas eléctricas retomará importancia.
No obstante, la mayoría de la nueva potencia que estará a disposición de los consumidores será proveniente de fuentes no renovables, especialmente de la quema de hidrocarburos.
Para el usuario, el crecimiento de la oferta eléctrica a base de derivados del petróleo, principalmente, podría significar un aumento en el recibo considerando que la producción de esta energía cuesta hasta seis veces más que la elaborada a base de recursos renovables, como el agua.
Esto debido a la entrada en operación de la planta térmica Garabito, así como los proyectos de la zafra, los cuales representarán un 57% de la nueva potencia instalada del próximo año.
Con una inversión de aproximadamente $379 millones, la adquisición de esta planta vendrá a suplantar el alquiler que paga el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) por los proyectos térmicos de Barranca y San Antonio, los cuales tienen una capacidad de generación igual al nuevo proyecto, de acuerdo con Gilberto de la Cruz, director de Planificación Eléctrica de la entidad.
“Barranca sale a medio año… Garabito viene con motores que usan búnker, es moderna y un 50% más eficiente que las que tenemos actualmente, por lo que los costos se van a bajar y las emisiones serán menores”, dijo De la Cruz.
El alquiler de estos proyectos y la construcción de la planta Garabito surgieron luego de que durante la administración 2002-2006 gran parte de las inversiones en el sector energético fueron suspendidas por motivos financieros, lo cual dejó al país en una situación vulnerable para atender la demanda.
Para ello fue necesaria la contratación de las plantas portátiles y la decisión de construir el proyecto térmico, no solo para hacer frente al faltante inmediato, sino para que sea utilizado como fuente alterna en momentos donde el pico de la demanda así lo requiera.
Hasta noviembre pasado el gasto por compra de combustibles para generar electricidad superaba los ¢84 mil millones.
Justamente ante el aumento en el consumo de derivados del crudo para producir electricidad, el ICE planteó recientemente una solicitud de aumento del 7% en las tarifas de este servicio con el propósito de que entren a regir a partir del próximo año.
No obstante, los planes de la entidad son invertir esta tendencia para que proyectos con energía renovable vayan cobrando cada vez más fuerza.
De ahí que planes a base de biomasa, geotermia y energía eólica tendrán un peso importante en 2011, alcanzando un 13% de la nueva potencia que estará a disposición de los costarricenses.
Asimismo, se espera la entrada en operación del proyecto hidroeléctrico Pirrís, el cual es de gran envergadura y permitirá incrementar la capacidad de producción a base de fuentes renovables.
Con ello se espera hacer frente al crecimiento de la demanda, el cual se estima entre un 4,5% en su nivel medio a un 8,5% en la proyección más elevada.

Luis Valverde
[email protected]







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.