Enviar

Melbourne espera nuevo campeón

Wawrinka da la campanada al derrotar en cinco sets a Djokovic

201401212226170.a4.jpg
El campeón de las tres últimas ediciones del Abierto de Australia, Novak Djokovic, se lamenta tras ser eliminado en cuartos de final.William West-AFP/La República
Otro partidazo entre el serbio Novak Djokovic y el suizo Stanislas Wawrinka en la pista del Rod Laver, un juego que se va a cinco sets nuevamente —como hace un año en octavos de final—, pero con un desenlace inesperado.
Wawrinka logró por fin encontrar la fórmula para sumar esos puntos que en otras oportunidades no pudo alcanzar, atacar en el momento justo y dejar sin reacción a Novak.
Lo que deparó que el serbio fuera eliminado del Abierto de Australia, en cuartos de final. Es decir, Melbourne tendrá nuevo campeón.
Una batalla de cinco sets, por cuatro horas, que acabó con victoria para el suizo por 2-6, 6-4, 6-2, 3-6 y 9-7 y así avanzar por primera vez a las semifinales de un Grand Slam.
“Estoy muy, muy, pero muy feliz por mi victoria, pero también muy cansado”, afirmó casi sin palabras Stan The Man, como se le conoce.
De esta manera acabó la racha de 25 partidos al hilo sin perder en Australia de “Nole”, que esta vez no se mostró tan fuerte y dejó ir oportunidades que en otros momentos sí concretaba, como cuando quebró en el quinto set y rápidamente cedió el siguiente.
201401212226170.a444.jpg
“Stan acertó con sus oportunidades y mereció ganar. Lo felicito absolutamente, no hay más que decir. Yo di lo mejor, lo di todo. Intenté salir como ganador, batallar hasta el último punto tal y como sucedió el pasado año en la cuarta ronda y en esta misma pista, pero esta vez no fue igual”, comentó “Nole”.
El rival de Wawrinka será el checo Tomas Berdych, que venció al español David Ferrer por 6-1, 6-4, 2-6 y 6-4, tras tres horas y cuatro minutos, y completó su “póquer” de semifinales del Grand Slam.
Nada hacía presagiar que Ferrer, un jugador siempre combativo hasta el límite de sus fuerzas, cediera en tres sets, pero el partido parecía decidido de esa guisa porque Berdych se mostró inabordable en las dos primeras mangas, con tiros rectos y demoledores con los que había salvado sus anteriores encuentros, sin ceder un set.
No obstante, el checo quizás demasiado presionado por cerrar su cuadrado de semifinales en los “major” cometió demasiados errores, hasta 62, pero niveló la balanza con 43 golpes ganadores, entre ellos diez saques directos, uno a 217 kilómetros por hora.
Ferrer no supo o no pudo aprovecharse de la tensión de Berdych que dejó ir la tercera manga. Pero entonces surgió en auxilio del checo el servicio para terminar llevándose el partido.
201401212226170.a44.jpg
“Después de perder el tercer set, no estaba jugando muy bien, pero intenté concentrarme en cada punto y salvé una situación complicada en el cuarto juego”, dijo Berdych.
El español, semifinalista dos veces en Australia, caerá ahora hasta el cuarto puesto el ranking en favor del argentino Juan Martín del Potro, y podría ser quinto si Andy Murray —que juega en cuartos ante Roger Federer— avanza a la final.
“Soy positivo, no jugué mi mejor tenis y llegué a cuartos de un Grand Slam”, declaró el de Jávea. “Espero mejorar mi juego en los próximos torneos”.
Por su parte, Berdych necesitó de 11 viajes a Australia para lograr las semifinales, al igual que el australiano Colin Dibley en 1979, récord en ambos casos.

 

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR



Ver comentarios