Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Materias primas imparables

Redacción La República [email protected] | Lunes 08 octubre, 2007



Materias primas imparables

La tendencia al alza de los precios alimenta el crecimiento de las economías emergentes, pero genera presiones inflacionarias

Agustina Cobas
[email protected]  


Cada semana alguna materia prima que las economías emergentes producen genera noticia al alcanzar un nuevo récord en su cotización en los principales mercados de valores, donde ya se están acostumbrando a transar estos bienes a precios cada vez más altos.
Y es que el boom de las materias primas, o commodities, como se les conoce en inglés, no se detiene.
Un ejemplo claro es la fuerte escalada que el trigo ha experimentado durante los últimos dos años. En 2005, el precio era de $110 por tonelada, a principios de 2007 ya estaba en $197, y ahora ronda los $300, tendiendo al alza, según Bloomberg.
Si bien el crecimiento en el precio de esta y otras materias primas, como el maíz, el cobre o el oro, aumenta la liquidez en las economías exportadoras y mejora el saldo comercial, a lo interno de estas genera una fuerte presión sobre los precios, que se traduce en mayores niveles de inflación.
Tal es la situación que se vive en Argentina, Perú y otras economías de América del Sur, exportadoras de estos productos.
En la tierra del tango, por ejemplo, el fuerte incremento que el trigo ha tenido ha golpeado el bolsillo de los consumidores, quienes deben pagar precios más altos por los productos derivados de este grano.
Similar es el caso del oro, el cual, por razones distintas a las que explican el incremento en el precio de las materias primas agrícolas, alcanzó los $750 por onza la semana pasada, el precio de cierre más elevado desde 1980.
Por otra parte, los inversionistas que han colocado su capital en instrumentos vinculados a materias primas, o en ellas directamente, han percibido importantes ganancias de capital, sobre todo durante los últimos seis meses, periodo en que el incremento ha sido muy elevado (ver gráfico).
Si bien esta ha sido la tendencia hasta ahora, el futuro de las materias primas dependerá de la evolución del crecimiento de economías como la de China o India, que han estado demandando estos bienes, tanto agrícolas como metales.
“Si la demanda de estos productos sigue en aumento, los precios se elevarán hasta que la gente deje de comer o cambie sus hábitos de consumo, encontremos nuevos sustitutos o hagamos más eficiente el campo y aumenten las áreas de cultivo”, comentó Rainier Saballos, analista de mercados de CAMMB.
Además, debido a que materias primas como el maíz han sido muy demandadas, ya que se utilizan para elaborar biocombustibles, el precio de este grano y otros dependerá de lo que suceda con estas nuevas alternativas de energía, entre otros factores.
“La principal preocupación va a llegar cuando la extracción del petróleo empiece a declinar y no haya marcha atrás”, puntualizó Saballos.