Enviar
Designación de la nueva junta directiva de trabajadores de Japdeva podría fortalecer o debilitar a sector en general
Más que un muelle, se juegan hoy sindicatos
Grupos sociales buscan retomar protagonismo y fuerza perdida durante anterior gobierno

La designación de la nueva junta directiva del sindicato de Japdeva no solo representa la decisión o no de dar en concesión los muelles de Moín y Limón, sino que también está en juego el eventual fortalecimiento o debilitamiento del sector.
Y es que durante los cuatro años de la administración de Oscar Arias, los sindicatos no solo perdieron fuerza y protagonismo en las decisiones más importantes del país, sino que también se opacaron, sentándose a dialogar con el gobierno en pocas veces.
Por esta razón, dichos grupos ven en la elección de hoy, una oportunidad dorada para retomar fuerzas, por lo que no es de extrañar que muchos de ellos apoyen abiertamente con trabajo y organización, las aspiraciones de Ronaldo Blear, quien representa la oposición al proceso de concesión, y al mismo tiempo e indirectamente, el fortalecimiento de todo el sector sindical.
“Para el sindicalismo tradicional, perder la votación significaría una dura derrota, ya que difícilmente se pueda restituir el poder que tiene en Limón; vea lo que sucedió en Puntarenas, en donde prácticamente se acabó con estos grupos. Por otra parte, también se está jugando parte del modelo de desarrollo del país, razones que han promovido alianzas estratégicas entre los sindicatos para este proceso”, dijo Juan Carlos Chinchilla, sociólogo de la Universidad Nacional.
Precisamente, en días pasados la Comisión Nacional de Enlace dio a conocer un pronunciamiento, en el cual critica las aspiraciones políticas de Rodrigo Arias, ex ministro de la Presidencia durante la administración anterior, y al mismo tiempo, señala una supuesta intromisión en el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla.
Y es que durante la administración Arias, siendo vicepresidenta Chinchilla, se impulsó el proceso de concesión de los muelles y tras lograr un acuerdo con parte de los trabajadores de Japdeva durante 2010, sus intenciones fueron truncadas el año pasado, cuando la Sala IV declaró inconstitucional el proceso por el cual fueron destituidos Blear y el resto de la junta directiva.
Este viernes, 1.591 personas designarán a los nuevos integrantes de la directiva del sindicato de trabajadores.
En caso de ganar Blear, el proceso de concesión de los muelles se estancará y si el triunfo es para Douglas Brenes y su grupo, se dará impulso al cambio, tras una indemnización de $137 millones para los empleados.
“Para nosotros hay mucho más en juego del fortalecimiento del sector sindical. Es una elección que no solo medirá la vigencia del movimiento social, sino que también es una elección que determinará si Costa Rica sigue por la senda del bien común”, expresó Albino Vargas, secretario general de la ANEP.
Por otra parte, hay quienes consideran que el fortalecimiento o debilitamiento del sector sindical en general, no depende directamente de la elección de la nueva directiva del sindicato, sino de otros factores.
Sin embargo, señalan que el proceso sí es de vital trascendencia para la provincia de Limón y este tipo de grupos en la región.
“Yo les diría que se trata más bien de una elección específica. El fortalecimiento o no de los sindicatos, tiene que ver con el diálogo social que ofreció la Presidenta, además de la aprobación de proyectos”, manifestó Francisco Barahona, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios