Enviar
Se negociará con otras cuatro naciones del Viejo Continente además del tratado con la UE
Más acuerdos con Europa busca Costa Rica
Estarían listas alianzas para ser enviadas al Congreso durante el segundo semestre

Costa Rica busca blindarse ante los efectos de la crisis económica en Europa, ampliando y estrechando a la brevedad posible, los lazos comerciales con la mayor cantidad de países de ese continente.
Por tal razón, redobla esfuerzos para avanzar con la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE) que Centroamérica terminó de negociar desde junio de 2010.
Al mismo tiempo, ya se planea realizar la primera mesa de diálogos para firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Asociación Europea de Libre Cambio, integrada por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein.
En cuanto a la alianza con la UE, se contempla firmar el Acuerdo antes de junio, para que el texto sea enviado a la Asamblea Legislativa para su discusión y aprobación durante el segundo semestre del año.
En ese periodo el Parlamento Europeo debe realizar el mismo procedimiento para el pilar comercial, pues los acuerdos en materia política y de cooperación llevan un trámite más engorroso.
“Estamos trabajando para obtener la firma, la cual debe autorizar el Consejo de la UE. La aprobación en el Parlamento Europeo no se prevé que sea un proceso largo, en el momento en que se aprueba, entra a regir provisionalmente la parte comercial, porque el acuerdo político debe aprobarse país por país, no como un bloque”, explicó Anabel González, ministra de Comercio Exterior.
Pero para que la firma se dé, además del aval del Consejo Europeo, Panamá debe incorporarse al Sistema de Integración Centroamericana, lo cual podría ocurrir en los próximos meses.
Otro aspecto que contempla el Acuerdo, es que el istmo debe operar como un solo bloque, con organismos supranacionales como actualmente lo hace la UE. Punto que Costa Rica podría estar incumpliendo al no formar parte y desconocer la jurisprudencia de la Corte y el Parlamento centroamericanos.
Tomando en cuenta que en la primera instancia Nicaragua abrió un proceso contra el país por la construcción de un camino en la margen costarricense del río San Juan.
Sin embargo, González sostiene que los aspectos políticos son más flexibles y no afectarían la vigencia de los privilegios arancelarios.
“El conflicto con Nicaragua no ha sido un tema que se ha puesto sobre la mesa, los aspectos políticos creo que tienen flexibilidad, lo que sí es necesario es la incorporación de Panamá”, añadió la jerarca de Comercio Exterior.
En relación al TLC con la Asociación Europea de Libre Cambio, se espera que la primera ronda de negociaciones se efectúe entre el 27 y el 29 de febrero próximo, en Ginebra, Suiza.
La intención es acordar para las mercancías costarricenses, privilegios similares a los alcanzados en el Acuerdo con la UE.
Para este nuevo tratado comercial, que será el cuarto que negocia el gobierno de Laura Chinchilla, se prevé que se requerirán solo tres meses de diálogos, por lo que se espera que sea firmado también en el primer semestre del año y pueda ser enviado al Congreso al mismo tiempo que la alianza con la Unión Europea.
De concretarse el tratado con la Asociación Europea de Libre Cambio, las mercancías costarricenses accederían con mejores condiciones a un mercado de unos 13 millones de habitantes, donde actualmente se exportan $5,9 millones, mientras que se importan insumos por más de $69 millones, de acuerdo con datos de la Promotora de Comercio Exterior.

Natasha Cambronero
[email protected]


Ver comentarios