Enviar
Da visto bueno Ramsar al país para reforestar zona invadida por Nicaragua
Luz verde para restaurar Calero
Arrancarán trabajos en las próximas semanas y para ello se invertirán más de ¢200 millones este año

El gobierno de Laura Chinchilla ultima detalles para arrancar con la reforestación de la esquina noreste de isla Calero-Portillo y revertir los daños ocasionados en la zona, luego de la invasión de militares y civiles nicaragüenses.
Ahora solo falta determinar quiénes integrarán el equipo de trabajo que ingresará al área, junto con personeros de la Convención Internacional de Humedales (Ramsar) y finiquitar cuál será el presupuesto que requerirán dichas obras.
Inicialmente, se estima que superará los ¢200 millones este año y que todo el plan costaría unos ¢600 millones.
Tras varias visitas de campo a la zona, Ramsar aprobó el plan de restauración que el Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (Minaet) le envió a finales del año pasado.
La propuesta, que arrancará durante el primer trimestre del año, consiste en realizar una reforestación asistida, es decir, dejar que la naturaleza trabaje en lo que pueda y ayudarla con algunas especies de árboles que por sí solas tardarían años en crecer. La intención es acelerar el proceso natural, creando viveros con las especies nativas que presentan mayor dificultad para reproducirse.
Asimismo, se realizarán trabajos para dejar Calero en su estado natural, el anterior a la invasión, lo cual conllevaría deshacer el canal artificial que los nicaragüenses construyeron en la zona y mejorar la gestión de las aguas.
Junto a los programas de reforestación, las autoridades del Minaet deberán monitorear el área, realizar verificaciones en sitio y hacer reportes internacionales para detallar el avance de las obras y el impacto que estas vayan teniendo.
Además, previo a iniciar el programa de reforestación, el país notificará a Nicaragua sobre los trabajos que realizará en Calero.
“Se le notificará en su momento previo, lo que vamos a hacer, nadie quiere que haya un accidente o que vayan a disparar”, dijo René Castro, ministro de Ambiente.
La inversión que se realizará para reforestar Calero formará parte de la indemnización que el país demandará a Nicaragua ante la Corte de Justicia en La Haya, Holanda, cuando se realicen las audiencias públicas posiblemente a finales de año o a principios de 2013.
En esta instancia es donde se está discutiendo la denuncia de violación a la soberanía y daño ambiental que el Gobierno interpuso contra el vecino del Norte.
En este sentido, en marzo de 2011, La Haya como medida cautelar dio la custodia ambiental de la zona a Costa Rica, bajo la supervisión de Ramsar, para que mientras se dicta una resolución por el fondo, se mitiguen los daños y se reforeste el área invadida.
Al mismo tiempo, impidió el ingreso de civiles y fuerzas de seguridad tanto costarricenses como nicaragüenses a la esquina de 2,5 kilómetros cuadrados en disputa.
Ello, luego de que la actual administración denunciara en octubre de 2010 que el vecino del Norte violó la soberanía y destruyó el medio ambiente.
Primero depositando sedimentos del dragado en el río San Juan en territorio nacional y luego con la presencia de militares y civiles en Calero.
Costa Rica ha denunciado el daño en otras instancias, como la Organización de Estados Americanos y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Natasha Cambronero
ncam[email protected]

Ver comentarios