Enviar
Un megabanco ya le comunicó su decisión de emitir instrumentos
  Liberman por mercado de futuros
Ticos no están acostumbrados a volatilidad cambiaria, pero deben hacerlo, dijo el coordinador económico del nuevo gobierno
En esto del dólar no estoy tomando posición a favor ni en contra de nadie; “Dios guarde”, dijo el Vicepresidente

La banca y los agentes económicos volvieron a realzar el tema de las coberturas cambiarias para anular o reducir el riesgo que plantean oscilaciones del tipo de cambio.
El interés sobre este asunto fue retomado por banqueros, empresarios y Luis Liberman. vicepresidente y coordinador del equipo económico del nuevo gobierno.
Para asegurar tipos de interés a los exportadores, Liberman dijo que está en conversaciones con los bancos para establecer un mercado de futuros cambiarios.
El Vicepresidente se mostró complacido porque uno de los megabancos le comunicó que lanzará al mercado coberturas o “hedging”, como se llama en inglés al conjunto de operaciones dirigidas a reducir el riesgo de un activo o pasivo financiero en posesión de una empresa o de un particular. Estos instrumentos se hacen más necesarios cuando es difícil predeterminar el tipo de cambio.
“Estoy hablando con todos los bancos para que tomen la decisión de meterse y esperaría que pronto empiecen a funcionar”, manifestó el Vicepresidente,
El colón costarricense ha venido apreciándose ante el dólar, a razón de ¢82 desde mayo de 2008.
Este sistema de bandas requiere coberturas para funcionar adecuadamente. “Algunos sectores productivos me han expresado su preocupación por la rápida devaluación del dólar y porque ha sido tan rápida que no les ha dado tiempo de hacer ajustes”, dijo Liberman.
El tipo de cambio es un precio que tiene variaciones y debemos acostumbrarnos a ellas, dijo Liberman quien coincidió en que hay quienes sienten que la volatilidad es muy alta.
Pero eso es como ir por una autopista y que me digan que voy muy rápido. ¿Muy rápido con respecto a quién?, inquirió.
La volatilidad cambiaria en otros países que llevan más tiempo con las bandas es más alta, pero es gente acostumbrada a que oscile sin intervención del banco central. “En Costa Rica el Banco Central está haciendo las cosas poquito a poco, y eso es lo correcto”, dijo Liberman.
A pesar de sus gestiones, Liberman dijo que no está tomando una posición a favor o en contra de alguien. “Dios guarde”, exclamó.
Bloomberg atribuyó al Vicepresidente en una publicación ayer que “el alza de la moneda del país, la que más ha subido en el mundo este año es preocupante y que está en conversaciones con el Banco Central y los bancos para frenarla, para ayudar a los exportadores”.
No obstante, ante requerimientos de LA REPUBLICA, Liberman dijo que fue mal interpretado por Bloomberg.
Ciertamente, la tendencia del tipo de cambio Liberman la considera preocupante, pero es “porque los costarricenses no saben cómo vivir con ello”, y hacerlo es el gran desafío, replicó.
Ante la demanda de algunos bancos y agentes económicos para que el Central intervenga a fin de evitar que la volatilidad sea tan alta, el vicepresidente electo manifestó que la autoridad monetaria está actuando correctamente.
“El alza del colón podría acabar conforme las importaciones aumenten”, dijo Liberman.
El Banco Central considera, por su parte, que es la volatilidad la que hará que prosperen las coberturas para que los agentes se protejan de las variaciones cambiarias. “Hoy hay más interés en estas que hace un año”, señaló Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.
Solo los bancos podrán ofrecer los productos derivados, con instrumentos denominados Foward y Swap, y ofrecerlos en forma competitiva para que se pueda formar una masa crítica de clientes, dijo Mario Gómez, de BN Fondos.
De operar las coberturas las entidades financieras, por su parte, deberán tener una unidad de riesgos que se encargue de monitorear precios y la infraestructura tecnológica adecuada para este tipo de operaciones (ser proveedor diario de precios).
También deberán aportar un monto de capital específico para compensar los riesgos.
Las juntas directivas deben saber de la materia y conocer el papel que juegan estos productos en la estrategia comercial y en la gestión de riesgo del banco.
El apremio por estos instrumentos surge, ahora, además del hecho de que el país estaría mejor preparado para ir a un sistema de flotación de la moneda.
La economía de Costa Rica, de $31 mil millones, crecerá un 3,8% este año, según el Fondo Monetario Internacional, frente al pronóstico previo del 2,3%.

Wilmer Murillo
[email protected]
Ver comentarios