Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Larga vida Valentino

Dinia Vargas [email protected] | Lunes 15 septiembre, 2014

Valentino Rossi ganó en Misano, para volver a triunfar en suelo italiano cinco años después.Vincenzo Pinto-AFP/La República


Larga vida Valentino

Italiano ganó su primer GP de temporada y propinó segunda derrota a Márquez

Ya son 35 años, 308 grandes premios, 264 en MotoGP, más que nadie en la historia del motociclismo.
Hay historias que están hechas para ser contadas, y lugares y mitos que permanecen inalterables con el paso del tiempo.
La de Valentino Rossi, el “doctor”, es una ellas. Un año después de su triunfo en Holanda volvió a lo más alto del podio de una carrera. Y no ha sido una cualquiera, ha sido en el jardín de su casa, en Misano Adriático, a escasos 20 minutos de su querida Tavuilla.
La de ayer fue una victoria para ponerse de pie y aplaudir, aguantó la presión de Marc Márquez, ese piloto que parece intratable y luego a Jorge Lorenzo, quien buscaba el primer triunfo de un año oscuro para él.
En los primeros compases Lorenzo salió como un tiro, secundado por un Rossi que no quería ser un simple espectador ante su público. Tras ellos, Márquez.
Enseguida el español pasó delante del italiano y se fue por Lorenzo, rumbo a lo que sería otra victoria. Pero se topó con el orgullo del nueve veces campeón, empeñado en pelear tanto que acabó colocándose líder Rossi pasó al frente, con Márquez ahora pegado a su rueda.
Lorenzo, mientras tanto, era condenado por su estrategia, utilizó un neumático duro en su llanta delantera y lo pagó perdiendo velocidad.
Así que el triunfo era una lucha entre el viejo campeón contra el nuevo campeón. Un mano a mano que levantaba la gradería.
Entonces fue cuando ocurrió lo inesperado. En la curva cuatro, una de las más lentas, Márquez se inclinaba demasiado, tanto como para salir deslizado por el asfalto.
De repente, el español parecía terrenal, nada de extraterrestre. Márquez acababa de bajar a la tierra.
Lleno de coraje, y lejos de toda opción, emprendió la marcha a más de un minuto de la cabeza, y continuó heroico hasta la bandera de cuadros.
Una bandera que ayer ondeó primero para Rossi, quien ya sin compañía siguió marcando un ritmo diabólico en la cabeza. Su neumático delantero se consumía mucho más rápido que su pilotaje, que también es eterno, y Lorenzo no encontraba las décimas que necesitaba para darle caza.
El público se puso en pie y estalló en la meta. Era el día de Valentino Rossi, su victoria 81 en la categoría reina para un total de 107 y sus 25 puntos le convierten en el único piloto que ha superado la barrera de los 5 mil puntos.
Larga vida Valentino.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR