Enviar
La química da sorpresas


La gastronomía molecular, que aunque es poco conocida en el país, en Europa y Estados Unidos ya ha recorrido cierto camino. Se refiere a la aplicación de la ciencia en la cocina y nació en Francia en 1989, según comentó el chef José Pablo García, quien decidió traer la técnica a Costa Rica con la cual se pueden lograr texturas, colores y sabores inesperados. Por ejemplo, es posible crear una gelatina caliente o un caviar de mango. “Es algo totalmente exclusivo”, explicó García.
Ver comentarios