Enviar
Durante su visita a la EARTH, Mohammad Yunus instó a los gobiernos a apuntar hacia el beneficio social
“La pobreza no es algo innato”

• Gobierno valorará establecer sucursales del Grammen Bank, dirigido a brindar préstamos a personas de bajos recursos

Karen Retana
[email protected]  

La visita de Mohammad Yunus, premio Nobel de la Paz 2006, a Costa Rica tuvo como eje principal la erradicación de la pobreza en el mundo.
Yunus, de 66 años, tiene como ambición, a largo plazo, contribuir a erradicar la pobreza del mundo, a través de microcréditos que benefician especialmente a las mujeres.
“La pobreza no es algo innato. Los pobres son como los árboles, si no les das espacio no pueden mostrar el potencial interno que verdaderamente tienen”, afirmó Yunus durante un discurso en la graduación de la Universidad EARTH.
El bangladesí Yunus creó en 1976 el Grameen Bank (Banco de los Pueblos, en bengalí), que gestiona microcréditos y dirige diversas compañías controladas por los trabajadores.
“Nos propusimos hacer lo contrario de lo que hacen los bancos convencionales, y funcionó”, dijo el Nobel de la Paz al referirse a que el Grammen Bank no pide garantías a sus prestatarios ni contrata abogados.
El Grameen Bank es una entidad que solo concede créditos a los más pobres, que se convierten además en accionistas de la entidad, y el accionariado suma unos 3,8 millones de personas, el 98% de ellas mujeres.
En la graduación de la EARTH, Yunus, quien recibió un doctorado honoris causa, dijo admirar al presidente Oscar Arias, premio Nobel de la Paz 1987, por sus esfuerzos en la pacificación de Centroamérica y su liderazgo.
Arias prometió estudiar la posibilidad de establecer sucursales del Grammen Bank en diversas zonas del país.
En la región del Caribe de Costa Rica existe una sucursal del banco de Yunus desde hace algunos meses, y de ella se han beneficiado cerca de 3 mil mujeres con préstamos para establecer su propio negocio.
El bangladesí también abogó por que los gobiernos, entidades financieras y empresas cambien su manera de ver los negocios y den un giro hacia el beneficio social.
El premio Nobel hizo un llamado para que el ser humano se solidarice y por establecer otro tipo de visión de negocio en el que se haga el bien sin expectativas de enriquecerse.
“Si cambiamos, podemos crear un mundo sin pobreza en el que, en un futuro, nuestros hijos querrán saber qué era ese mal y lo podrán ver solo en museos donde prometerán horrorizados que nunca permitirán que vuelva a suceder”, afirmó Yunus.
“En el mundo existe solo un concepto de negocio, que es maximizar el lucro y esa es una forma muy ciega de ver al ser humano. El dinero es importante para el desarrollo pero no lo es todo”, expresó.
Ver comentarios