Enviar
Refinería regional, central eléctrica, apoyar la producción y venta del café son las promesas de la isla a su coalición centroamericana

Istmo aprovecha rompimiento de Costa Rica con Taiwán

• De concretarse los proyectos regionales, la inversión de la economía asiática en el istmo ascendería a $7 mil millones

• En el país 12 proyectos que en conjunto rondan los $30 millones y que serían financiados mediante cooperación taiwanesa se encuentran a la deriva


Carlos Jesús Mora
[email protected]  

Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua están recibiendo una mayor y creciente cooperación económica no reembolsable por parte de Taiwán tras el rompimiento de relaciones diplomáticas de Costa Rica con esta isla.
La cooperación hacia estos países los favorece de manera conjunta e individual, ya que la economía asiática ha emprendido un proceso de colaboración que busca apoyar la producción y el desarrollo del istmo sin descuidar las necesidades particulares de cada nación.
La creciente cooperación de Taiwán empezó a notarse en julio, un mes después de la ruptura de relaciones con Costa Rica, que obedeció a la decisión de la administración Arias de establecer vínculos diplomáticos con la República de China Popular.
En julio, un mes después de la visita del presidente guatemalteco Oscar Berger a Taiwán, una delegación de la empresa Petroquímica Formosa visitó Guatemala para iniciar un estudio de factibilidad para la construcción de una refinería en este país, dicho análisis fue financiado por Taiwán y costó cerca de $5 millones, pero de llegar a concretarse el proyecto estarían dispuestos a invertir cerca de $7.200 millones en su construcción.
Recientemente, en la última reunión de presidentes del Sistema de Integración Económica (SICA), celebrada la semana anterior en Honduras, las autoridades de la isla anunciaron una inversión de $303 millones para la construcción de una central eléctrica en la región.
De igual forma en el contexto de este encuentro de jefes de Estado (en el cual solo estuvo ausente la delegación costarricense) Chen Shui-bian, presidente taiwanés, aseguró que en los próximos meses las autoridades de la isla gestionarán ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) la creación de un fondo para financiar proyectos de infraestructura que contribuyan al desarrollo económico y social de la región.
De concretarse estas iniciativas, la inversión de la economía asiática en el istmo ascendería a más de $7.500 millones.
Como parte de este apoyo al sector productivo y económico de sus aliados en el istmo, Taiwán apoyará la producción y venta del café nicaragüense y salvadoreño, prometiendo generar recursos para incentivar un comercio de este grano de exportación.
“China Popular compra café de Costa Rica y Taiwán va a comprar café de El Salvador y Nicaragua; muy pronto verán que el café salvadoreño y nicaragüense derrotarán al café costarricense”, afirmó Chen Shui-bian el pasado domingo en Managua.
Además, en El Salvador el líder taiwanés anunció que el sector privado de la isla decidió construir la quinta etapa de un parque industrial en la capital salvadoreña dedicada al sector textil, la inversión rondará los $25 millones.
Mientras que para estos proyectos se inician los estudios de factibilidad correspondientes, Taiwán continúa colaborando con las necesidades propias de cada uno de los países centroamericanos con los que mantiene relaciones diplomáticas.
En junio durante la visita del presidente guatemalteco Oscar Berger a Taiwán se concretaron más de $50 millones en cooperación para esta nación.
Taiwán accedió a donar $40 millones para la rehabilitación y ampliación de la carretera CA-9 Norte, una de las más importantes de este país, además concedió $10 millones para mejoras en la seguridad y el régimen penitenciario de Guatemala.
Como parte de la gira que emprendió el presidente taiwanés por Centroamérica tras la reunión de mandatarios del SICA, se acordaron varios proyectos de cooperación para cada país en específico.
En Honduras, Taiwán prometió financiar con $5 millones un proyecto para dotar de 30 mil computadoras a 3 mil centros educativos en este país, lo que se estima beneficiará a 1 millón de alumnos. Meses atrás Taiwán había financiado con $4 millones el inicio de este proyecto.
Además quedó plasmado en una declaración conjunta firmada por el presidente taiwanés y su homólogo hondureño Manuel Zelaya, un compromiso de Taiwán de apoyar por un monto no revelado un proyecto hidroeléctrico en este país.
Posteriormente a su visita en Honduras, Chen Shui-bian partió hacia El Salvador en donde entregó 500 motocicletas a la policía nacional de ese país valoradas en $110 millones.
En Nicaragua, durante su visita que concluyó ayer, Chen Shui-bian entregó un donativo por $30 mil en medicinas y equipos médicos para un hospital nacional.
Las autoridades de salud nicaragüense pidieron a Taiwán una donación de $38 millones para reforzar las unidades hospitalarias de este país, a lo que el líder de la isla respondió que “estudiaría el caso”.
A cambio de esta colaboración los países reafirmaron su apoyo político a Taiwán para seguir promoviendo su reconocimiento como un nación soberana e independiente ante la comunidad internacional y los distintos organismos extranjeros.
En este sentido el presidente salvadoreño, Elías Antonio Saca anunció que en setiembre durante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas abogará por el reconocimiento de Taiwán en este organismo internacional.
El Gobierno taiwanés ha defendido sus programas de ayuda exterior y ha negado que constituyan una compra de alianzas diplomáticas ante el reciente rompimiento de relaciones de Costa Rica con la isla y el acercamiento que muestra China al resto de países del istmo.
Mientras tanto, en Costa Rica tras el establecimiento de relaciones diplomáticas con China el pasado 1º de junio y por consiguiente el rompimiento automático con Taiwán, quedaron a la deriva 12 proyectos que juntos suman casi $30 millones y que iban a ser financiados por la cooperación taiwanesa.
China se ha comprometido a ayudar con la continuidad de estos proyectos, sin embargo dicha colaboración es menor a la que en un momento ofreció Taiwán.
Por ejemplo, para la construcción a la carretera que comunica a Naranjo con San Carlos Taiwán ofreció $15 millones; la semana anterior las autoridades chinas que visitaron el país dijeron al Gobierno que para esta carretera colaborarían con $6 millones.
En el caso de la reconstrucción del hospital Calderón Guardia la suma que iba a donar Taiwán era de $10 millones, China se comprometió a girar $5 millones a la Caja Costarricense de Seguro Social dentro de los cuales se contempla un rubro para esta reedificación.
En lo que existe mucha expectativa es en lo concerniente a la cooperación financiera de China para con el país, pues debido al hermetismo y secretismo que ha imperado desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas no se sabe en concreto cuál será la modalidad.
En primera instancia se habló de la posibilidad de la compra de bonos de deuda por un monto de $400 millones, sin embargo la delegación china que estuvo en el país la semana pasada no confirmó esta versión, He Hafei, ministro asistente de Relaciones Exteriores de China dijo que esta posibilidad será analizada por una delegación técnica del Banco Popular de China el mes entrante mediante una visita al país.

Ver comentarios