Enviar

Durante este año se habilitaron tres nuevos canopys en el país
Inversiones en turismo de aventura ganan terreno

• Combinación de naturaleza y adrenalina genera negocio lucrativo en la industria turística

Karen Retana
[email protected]

La combinación de naturaleza y aventura ha impulsado inversiones millonarias en la industria turística.
La pujante demanda que se gesta en el país por atracciones que aporten adrenalina ha creado una oportunidad de negocios rentable para diversos empresarios.
Muestra de ello es que en este año se abrieron tres canopys cuyo objetivo es aprovechar el potencial de este servicio entre turistas nacionales y extranjeros.
El viernes pasado, por ejemplo, se inauguró el Parque Aventura Río Barranca, inversión impulsada por los hermanos Otto y Peter Guevara Guth, como respuesta al potencial turístico de la zona.
El canopy tiene una distancia de 1,5 kilómetros de recorrido, sobre ocho cables dobles, lo que garantiza la seguridad.
La inauguración corresponde a la primera etapa del proyecto, el cual en su totalidad contará con un mariposario, iguanario, serpentario, puentes colgantes, cabalgatas, parque acuático y hasta un hotel de tres estrellas.
Esta primera etapa se realizó con una inversión de $2 millones y con financiamiento del Banco Nacional de Costa Rica.
“Hemos firmado contratos con Swiss Travel, con Central American Tours, Shorex Central America y Corporación de Viajes TAM, agencias que movilizan turistas”, explicó Peter Guevara.
El empresario agregó que apuestan por el turismo de cruceros y corporativo.
El canopy está ubicado sobre la carretera Interamericana hacia Puntarenas, desde el cual se observan los paisajes del cañón del río Barranca y el Golfo de Nicoya, en una extensión de más de 32 hectáreas de bosque tropical seco.
Por su parte, la firma Teleféricos del Bosque Lluvioso abrió el pasado 15 de noviembre en Jacó el primer canopy en el país al cual se arriba por medio del teleférico, y se baja utilizando cables.
El canopy comprende un recorrido de 1,5 kilómetros aproximadamente, enfocándose en la seguridad al adaptar doble sistema de cables y de poleas.
El objetivo de la empresa es diferenciarse de la competencia ofreciendo un producto integral, señaló Eugenia Solano, gerente general de Teleféricos del Bosque Lluvioso.
La compañía atiende unos 20 mil visitantes por año, y con la combinación de ambas atracciones considera que la afluencia se incrementará sustancialmente.
Durante el ascenso en el teleférico, un grupo de guías naturalistas se encargará de explicar a los visitantes la diversidad de flora y fauna existente en la propiedad.
Teleféricos del Bosque Lluvioso cuenta con cuatro parques, dos de ellos en el Atlántico y Pacífico costarricense. Los otros están ubicados en Dominica y Santa Lucía.
No solo las zonas costeras del país cuentan con este tipo de atracciones extremas, en marzo pasado se habilitó en el Parque de La Sabana un canopy.
El Grupo Montaña Verde se adjudicó la instalación del proyecto que consiste en ocho cables con nueve plataformas. Dos de ellas con medidas de dos metros de largo, las cuales atravesarán el lago y otras áreas del parque. La inversión fue de $15 mil en equipo y materia prima.
El objetivo es ofrecer una alternativa de recreación y estadía en el Valle Central.
La expectativa de la empresa es atender unas 300 personas por día.
La empresa también habilitará este deporte en el Parque del Este, que tendrá nueve cables y diez plataformas.
Por el tipo de infraestructura disponible, también se incorporarán senderos guiados con biólogos, mariposario, insectario, orquideario, pista de mountain bike, rappeling, cursos de obstáculos y de camping.

Ver comentarios