Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


Insisten en túneles falsos

Raquel Rodríguez [email protected] | Lunes 06 octubre, 2014

La propuesta de túneles falsos lleva 14 años sin implementarse, pese a que tiene algunas ventajas sobre otras iniciativas para la ruta 32. Gerson Vargas/La República


MOPT y Conavi sin recursos para solucionar problema en ruta 32

Insisten en túneles falsos

 Sería una solución menos invasiva para el cerro Zurquí y más efectiva

La construcción de túneles falsos renace como una posibilidad para remediar el problema de derrumbes en la ruta 32, al paso por el Parque Nacional Braulio Carrillo, debido a que son poco invasivos a la geografía de la vía y serían relativamente rápidos de construir.

Su costo sería de poco más de ¢3 mil millones y se requeriría construir seis túneles en diferentes puntos cercanos al kilómetro 23, después de pasar el del cerro Zurquí.
Este sector es el más peligroso para quienes transitan por esa vía debido a los derrumbes, los cuales en más de una ocasión han provocado el cierre de la carretera y las consiguientes pérdidas económicas, tanto al gobierno como a los empresarios.
Los túneles falsos son en realidad una cubierta de protección, sostenida con pilotes y con un techo suficientemente fuerte para detener la caída de material, explicó el ingeniero Jorge Castro, proponente de su construcción.
Esta solución es muy utilizada en los países europeos, Nueva Zelanda y Colombia, con muy buenos resultados.
“Es el método más idóneo porque es muy complicado intervenir en un terreno que es parque nacional”, de acuerdo con Castro.
Desde el año 2000 se ha propuesto su construcción pero ningún gobierno en los últimos 14 años ha avalado esta iniciativa. En 2010, el ingeniero presentó un estudio en el que definía exactamente los lugares donde podrían construirse.
Recientemente, el Lanamme ha promovido el uso de este tipo de infraestructura, junto con otras técnicas de ingeniería como soluciones para el problema en ese punto de la carretera.
El actual gobierno avaló el uso de los túneles falsos como una de las propuestas, aunque sería necesario hacer rediseño de las estructuras en los sitios inicialmente previstos, de acuerdo con Carlos Segnini, ministro de Obras Públicas.
Se calcula que un día de cierre de la vía provoca pérdidas económicas por cerca de $300 mil, de acuerdo con estimaciones de los exportadores y transportistas.
Sin embargo, cualquier solución para esta ruta requiere de recursos económicos con los que no se cuenta actualmente, reconocieron ingenieros del Conavi

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica