Enviar
Plan piloto opera desde hace algunas semanas en frontera norte
Iniciativa privada mejora tránsito en Peñas Blancas

• Cambios viales agilizan paso de personas y mercadería
• Filas de kilómetros desaparecieron

Ernesto José Villalobos
[email protected]

La espera de hasta dos días que debieron soportar los transportistas el fin de año pasado para pasar con sus camiones por la frontera norte, se ha visto reducida casi en un 90%.
Entre noviembre y diciembre de 2007 las filas de camiones, buses y vehículos particulares que procuraban transitar por el puesto fronterizo de Peñas Blancas, llegaron a medir hasta 2 kilómetros de largo, debido principalmente a la falta de organización.
Con ello, los más afectados fueron en su momento los dueños de las empresas dedicadas al traslado de carga, quienes vieron encarecidos los costos de sus operaciones.
“Los tiempos que pasaban nuestros choferes esperando a ser chequeados por aduanas, encarecieron los costos operativos sustancialmente. Los montos de viáticos casi se duplicaron, y había que contratar vigilancia privada para no perder la carga”, explicó Francisco Quirós, presidente de la Cámara Nacional de Transportistas de Carga (Canatrac).
Ante la situación, los empresarios solicitaron medidas que ayudaran a disminuir las pérdidas y agilizaran la gestión en los puestos aduanales.
La petición del sector transportista cayó en suelo fértil y se formó una comisión, la cual inició la valoración de las opciones para corregir los problemas planteados.
“Básicamente se propusieron variantes en el ordenamiento vial de la zona primaria de la Aduana de Peñas Blancas… estos cambios permiten mayor fluidez en el tránsito que ahora no pasa de 35 minutos, cuando antes era de hasta uno o dos días”, agregó Quirós.
El tráfico diario de camiones por el puesto aduanal es de cerca de 253 unidades; esta cifra se incrementa en tiempo navideño, hasta superar los 300 camiones por día.
Entre noviembre y diciembre ese puesto aduanal colecta por encima de 3.500 declaraciones aduaneras, lo cual significa más de ¢3 mil millones en tributos.
Pero no solo los transportistas costarricenses agradecen las variantes que han agilizado el tránsito por esa frontera.
La Federación de Transportistas de Carga de Nicaragua también reconoce el cambio en el proceso de tramitación de los permisos para ir y venir entre los dos países.
Para los camioneros nicaragüenses la situación que se vivió en 2007 y el año anterior, los había hecho prepararse para lo peor, durante este fin de año.
“Antes considerábamos que la aduana tica era la más desorganizada que había en Centroamérica. Por lo que enfrentamos el año pasado ya nos habíamos imaginado que muchos tendríamos que pasar la Navidad o el año nuevo, ahí parados. Lo bueno es que las políticas han cambiado y pasar por ahí en estos días ha sido normal… vamos a ver qué sucede en diciembre”, apuntó Luis Pérez, miembro de la organización de transportistas nicaragüenses.
Aunque la Dirección General de Aduanas (DGA) costarricense no tiene cifras oficiales sobre la eficiencia en el paso por Peñas Blancas, funcionarios de esa dependencia sí reconocieron que incluso para ellos los cambios en las vías han rendido frutos positivos.

Ver comentarios