Enviar
Aumentos en petróleo y alimentos provocarían sobrepasar la meta inicial en al menos dos puntos
Inflación acumulada llegó al 8,98%



Wilmer Murillo
[email protected]

El fuerte incremento en el precio del petróleo y de los alimentos, la expansión del crédito al sector privado y la sensible reducción de las tasas de interés, harían que este año la inflación se desvíe al menos dos puntos porcentuales de la meta inicial que tenía el Banco Central.
La inflación entre enero y noviembre llegó al 8,98%, sobrepasando en casi un punto la meta inicial del 8%, cuando falta todavía diciembre, uno de los meses de más alzas de precios.
Solamente entre octubre y noviembre, el costo de la vida subió un 1,24%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).
A lo largo del año los productos que más se han encarecido son los alimentos y bebidas no alcohólicas (15,86%), las comidas y bebidas fuera del hogar (11,39%), la educación (11,69%) y el alquiler y servicios de la vivienda (9,17%).
En noviembre los costarricenses debieron pagar más por los huevos, frijoles y el tomate, entre otros alimentos, especialmente los preparados fuera del hogar, mientras que artículos como la gasolina, los vehículos y algunas prendas de vestir tuvieron una leve baja.
El crecimiento de los precios los calcula el INEC utilizando una canasta de consumo conformada por 292 bienes y servicios, de los cuales el 74% aumentó de precio respecto al mes anterior, el 18% presentó una disminución y el restante 8% permaneció sin variaciones.
Si se analiza la inflación de noviembre de los últimos diez años, la del mes pasado fue la quinta más alta.
“La inflación es el lunar del panorama económico generalmente favorable que vive el país”, señaló Alberto Franco, analista económico.
La previsión de que la inflación se desviaría en cerca de dos puntos porcentuales con respecto a la meta original obedecería al fuerte incremento en el precio del petróleo y sus derivados, la expansión de la liquidez y del crédito al sector privado, estos dos últimos asocian el incremento en las reservas monetarias internacionales y la sensible baja en el nivel de las tasas de interés en el mercado local, a juicio de Franco.
Los elementos que han mitigado el impuesto inflacionario, serían la estabilidad del tipo de cambio, el bajo déficit de las finanzas públicas y el financiamiento del Gobierno de las pérdidas del Banco Central.
En ese sentido, bajar la inflación de los niveles actuales no sería fácil lograrlo en menos de dos años, según Franco, pero constituye un objetivo de política económica de la mayor importancia para reducir la pobreza y el desempleo.
Otro elemento crítico es seguir capitalizando al Central, por lo que estima que el proyecto de ley que alista el Ministerio de Hacienda en ese sentido debería recibir apoyo de los diputados.


Ver comentarios