Enviar
Empresarios piden eliminar impuesto al diésel y promover la generación de energías limpias
Industriales exigen medidas para reducir alzas en electricidad

• Ajustes en la tarifa eléctrica provocarían que el precio de los productos de primera necesidad siga subiendo, pese a la baja de algunos “commodities”
• ICE promovería la eliminación del impuesto al búnker y al diésel para no afectar el bolsillo de los consumidores

Natasha Cambronero y Danny Canales
[email protected]
[email protected]

Ante el aumento que tendrá la tarifa de la electricidad a partir de esta semana, los industriales promueven políticas para apaciguar los estragos que generaría esta alza en los costos de producción.
Los sectores alimentario, industrial y exportador alertan que el ajuste del 9,4% aprobado la semana anterior provocará alzas en los productos de primera necesidad, pese a la baja que están teniendo algunos “commodities” como el petróleo o el trigo.
“Afecta fuertemente el costo de los procesos industriales. En nuestro caso el costo de la electricidad es casi la cuarta parte del proceso industrial. Esto equivale aproximadamente a un 5% del costo total de la harina”, expuso Rafael Carrillo, presidente de Molinos de Costa Rica.
Una de las medidas que piden los industriales es que se elimine el impuesto único al diésel y al búnker para disminuir los gastos en los que incurre el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en la generación de energía.
“Eliminar el impuesto a los combustibles que emplea el ICE para la generación eléctrica es imperativo, pues contribuiría a reducir los costos de producción grandemente”, aseguró Juan María González, presidente de la Cámara de Industrias.
Esto tomando en cuenta que el ICE solicitó el aumento en la tarifa, aduciendo que necesita recuperar los ¢50 mil millones que ha invertido de más este año en la compra de combustibles para la producción eléctrica.
Ante esta solicitud de los sectores productivos del país, Pedro Pablo Quirós, presidente ejecutivo del ICE, dijo que con la eliminación del impuesto al diésel y búnker se reduciría en un 6% aproximadamente el precio de la electricidad, lo que beneficiaría a los abonados de la institución.
Otra de las medidas que proponen es incentivar la producción de energías limpias, la cual saldría más barata, ya que producir un kilovatio de energía en la planta hidroeléctrica Cariblanco le cuesta al ICE $0,07, mientras que en las plantas térmicas alquiladas sale en $0,47.
“El ICE podría estar pensando en promover la generación de energías más limpias y dar un mayor aprovechamiento a las energías geotérmica, eólica y solar. Además podría promover la exoneración de los paneles solares para calentamiento de agua en casas y edificios, iniciativas c
omo esta contribuirían en gran medida a disminuir el consumo de combustibles fósiles”, afirmó Luis Fernando Monge, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica y de Representantes de Casas Extranjeras (Crecex).
En ese sentido, Quirós comentó que el plan de desarrollo eléctrico que impulsa el ICE tiene el desafío de eliminar la dependencia del crudo en la producción de energía, a partir de 2021.
El aumento que aprobó el jueves la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos es el primero de dos ajustes que solicitó la institución estatal en el último trimestre. Los nuevos precios del servicio eléctrico empezarán a regir a partir del viernes 14 de noviembre cuando salgan publicados en el diario oficial La Gaceta.
El otro ajuste presentado es de un 37%. El ICE justifica esa alza en que el próximo año sufrirá un incremento en los costos de producción del 27%. Esa propuesta aún está en estudio.

Ver comentarios