Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



NACIONALES


INA se abre al mundo de la robótica

Redacción La República [email protected] | Viernes 24 octubre, 2008



Intercambio con ingenieros de Israel permitirá preparar técnicos en áreas de altísima especialización
INA se abre al mundo de la robótica

Acuerdo permitirá acceder a $1,5 millones para acondicionar laboratorios y capacitar profesores

Ernesto José Villalobos
[email protected]

El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) apunta a las grandes ligas de la formación de profesionales, con la apertura de una carrera en robótica.
Este paso es posible gracias a la alianza firmada ayer con la Agencia de Cooperación en Transferencia de Tecnología, del Estado de Israel, y que significará una inyección inicial de $1,5 millones.
La cooperación israelí no solo facilitará el desarrollo de laboratorios y la capacitación de profesores que continúen impartiendo robótica, sino que facilitará el mejoramiento de la preparación de técnicos en campos como la agricultura de precisión, metalmecánica, autotrónica y metaltrónica.
Cada año el INA gradúa entre 4 mil y 5 mil técnicos en áreas como la computación, inglés, turismo, mecánica de precisión, mecánica pesada, agricultura y alta cocina, entre otros.
“Es un acuerdo que busca, mediante el desarrollo tecnológico, transferir a los costarricenses conocimientos que les permitan ser más competitivos en el campo de la alta tecnología y la agricultura”, indicó Carlos Sequeira, presidente ejecutivo del INA.
El acuerdo con Israel, incluye llevar a cabo un intercambio de profesionales que permita fortalecer la supervisión del desempeño de los estudiantes, así como la aplicación de los conocimientos de quienes impartan los cursos.
El Estado israelí ha mantenido un creciente desarrollo en el área de la robótica. A principios de este año anunció que llevaba a cabo las últimas pruebas en un robot denominado Guardium, con el que pretende sustituir a los soldados de su ejército, en los patrullajes para vigilar sus fronteras.
La incursión del INA en tecnología de punta tuvo lugar con el aporte de varias partes del Infusor de Líquidos, diseñado por un grupo multidisciplinario, liderado por estudiantes del último año de ingeniería del Instituto Tecnológico de Costa Rica, y cuyos tutores fueron los ingenieros del Laboratorio Ad Astra Rocket Co, propiedad del astronauta Franklin Chang Díaz.
“Para el Estado de Israel es un honor realizar este tipo de acuerdos, ya que con ello estrechamos la relación que existe entre ambos países y colaboramos para que Costa Rica cuente con técnicos mejor capacitados, en alta tecnología”, finalizó Ehud Moshe Eitham, embajador de Israel en Costa Rica.