Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



NACIONALES


Iguanapad: la table-tica

Johnny Castro [email protected] | Viernes 03 octubre, 2014

Gabriel Torres, gerente comercial de Cococo, explicó que ensamblar una Iguanapad toma alrededor de 45 minutos. Esteban Monge/La República


Empresa Cococo ensambla dispositivos en el país

Iguanapad: la table-tica

Utiliza procesadores Intel y el sistema Windows 8.1

Iguanapad es una tableta electrónica que se comercializa a muy bajo costo en nuestro país y que ofrece las mismas prestaciones que otros modelos fabricados por gigantes como HP, Dell o Toshiba.

Después de ensamblar y comercializar computadoras de escritorio y portátiles bajo la marca FPC desde 1989, Cococo decidió aventurarse en el mercado de los dispositivos móviles.
Este proceso se ha realizado de la mano de poderosos aliados como Intel y Microsoft, que ya habían certificado la calidad de sus computadoras y los apoyaron en este proyecto.
“El producto está teniendo mucho éxito en el segmento corporativo que busca la compra de un dispositivo más grande, que le permita trabajar y divertirse al mismo tiempo, apoyados en nuestros canales de distribución y encadenamiento con desarrolladores de software”, dijo Gabriel Torres, gerente comercial de Cococo.
En la actualidad se manejan dos modelos de Iguanapad, ambos con procesadores Intel y Windows 8.1 como sistema operativo, con precios que oscilan entre los $550 y los $700, con baterías de larga duración y unidades de estado sólido (SSD por sus siglas en inglés), que permiten encenderla y comenzar a trabajar casi de forma inmediata.
Acceder el mercado chino en busca de un fabricante que desarrollara este producto bajo las especificaciones técnicas y características del mercado latino fue un reto.
La inversión y los riesgos eran altos, sin embargo, la empresa nacional, encontró en Xtratech de Ecuador, el aliado perfecto para importar en bloque las unidades necesarias para satisfacer la demanda de estos dispositivos.
“Le pusimos Iguanapad porque buscábamos un nombre que resurgiera lo autóctono de Costa Rica, algo que fuese muy nacional y que tuviese arraigo” explicó Torres.
Un valor agregado que la empresa ofrece a sus clientes es hacer los dispositivos a la medida, desde sus prestaciones técnicas hasta el software que contiene, así como el empaquetado, listos para entregar.
Esto mediante la línea de ensamblaje de tabletas en las propias instalaciones de la empresa en San Pedro, ahí mismo donde se fabrican las computadoras de escritorio u portátiles de la marca FPC.

Johnny Castro
[email protected]
@La_Republica