IFAM quitó pluses salariales de mérito, quinquenio y prohibición a sus empleados
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/ La República.
Enviar

El Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) eliminó, a partir del 1° de enero del presente año, pluses salariales de mérito, quinquenio y prohibición a sus empleados, esto se da con el fin de fortalecer la parte institucional y generar inicialmente un ahorro neto que supere los ¢80 millones anuales, tendencia que se proyecta irá en aumento.

Gracias a la reorganización administrativa integral implementada por IFAM en diciembre de 2016, ahora la institución dejará de pagar por año ¢232 millones por concepto de mérito y ¢120 millones por el beneficio salarial conocido como quinquenio.

En cuanto al rubro de prohibición, este quedó habilitado solo para aquellos puestos que se instauren en la Ley 8422 contra la corrupción y enriquecimiento ilícito.

Otro cambio importante que se realizó fue que la base salarial del IFAM se iguala a la Dirección General de Servicio Civil y se eliminaron las cuatro bases salariales que permanecían vigentes en la institución, lo cual provocaba que dos o más funcionarios que ocuparan un mismo puesto e hicieran las mismas funciones, tenían bases salariales distintas.

“Se hizo un análisis técnico que determinó que se habían venido pagando incentivos salariales a personas que no les correspondía pero que en el pasado habían sido establecidos por sentencia judicial. Al iniciar un proceso de reorganización administrativa integral pudimos ordenar el factor salarial en la institución, de esa forma no solo se resguardan los fondos públicos sino que el IFAM recibe un respiro financiero por este concepto”, comentó, Yanina Soto, presidenta ejecutiva del IFAM.

La institución ahora solo contempla los incentivos de dedicación exclusiva para aquellos puestos profesionales que estén permitidos en el marco jurídico y con un monto absoluto por concepto de anualidad, el pago de este incentivo estará sujeto al resultado de la evaluación individual del desempeño efectuado en 2017.

“Este nuevo instrumento de evaluación del desempeño toma en cuenta el cumplimiento de los objetivos individuales, metas e indicadores, al final del año las personas que alcancen una evaluación igual o mayor al 85% tendrán derecho al pago de anualidad, anteriormente esta calificación establecía como mínimo un 70%”, añadió Laura Obando, directora ejecutiva de la entidad. 

El IFAM cambió gracias al diagnóstico realizado por la empresa consultora que concluyó que el Instituto debía trabajar en los componentes de Gestión de Proyectos, modelo de presentación de servicios, arquitectura institucional, modelo para la administración de recursos humanos y gestión del cambio.

Soto también expuso que con este modelo de servicio, las municipalidades estarán recibiendo una atención que será más personalizada y expedita, que tendrá unas ofertas de capacitación programática que se centra en fortalecer las área más vulnerables, además de ofrecer servicios que satisfacen las necesidades del régimen municipal.

Este proceso de fortalecimiento institucional para que entrara en vigencia, en primera instancia recibió el aval del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, seguidamente fue aprobado en todas sus etapas por la junta directiva del IFAM, el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos, como ente rector del Ministerio de Planificación y Política Económica y de la Secretaria Técnica de la Autoridad Presupuestaria del Ministerio de Hacienda.

Ver comentarios