Enviar
Instituto desarrollaría túnel vial de 3 kilómetros entre Curridabat y Zapote
ICE planea desarrollar carretera subterránea

• Estructura tendría un costo superior a $45 millones y sería de cuatro carriles

• Proyecto evitaría tedioso y caro proceso de expropiación de terrenos

Danny Canales
[email protected]

El instituto encargado de brindar los servicios de electricidad y telecomunicaciones incursionará también en el mercado de la construcción de vías.
Aunque es un negocio nuevo para la entidad estatal, consiste en una tarea que conoce al dedillo: la construcción de túneles.
Un plan que gestiona el Gobierno pretende asignarle al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) la construcción de un paso subterráneo para agilizar el tránsito entre Zapote y Curridabat.
El desafío fue aceptado por Pedro Pablo Quirós, presidente ejecutivo del ICE, quien aseguró que “nadie mejor que los tuneleros del ICE para desarrollar la obra”.
El Instituto podría iniciar el proyecto apenas concluyan las excavaciones en la planta hidroeléctrica Pirrís, el próximo año, de acuerdo con Quirós
“Construir el túnel le servirá al ICE, pues retendría a los operarios cuando concluyan las excavaciones para Pirrís”, explicó Quirós.
Tradicionalmente, después de concluir una planta eléctrica se despide al personal mientras se licita el próximo proyecto y “es una lástima porque muchas veces se pierde personal muy calificado”, expuso el jerarca de la institución.
Las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOPT) idearon la construcción de un túnel en ese paso pues lo consideraron más ágil y barato que construir una vía a nivel.
Algunas estimaciones indican que la construcción de un paso en la superficie requeriría al menos 320 expropiaciones, lo que encarecería el proyecto en unos de $7 millones y prorrogaría por años la construcción, debido a lo engorroso de los trámites. El costo del túnel se estima en $45 millones.
Un reciente estudio de la Contraloría reveló que algunas de las expropiaciones para hacer la nueva ruta a San Carlos tardaron alrededor de 17 meses.
Mientras tanto, las estimaciones preliminares apuntan a que el ICE tardaría en construir el túnel entre 18 y 24 meses, casi el mismo tiempo que demandarían las expropiaciones.
“Hemos desarrollado obras más grandes y complicadas que esta”, dijo el jerarca del ICE, quien agregó que la fecha de inicio dependerá del empeño que le ponga el MOPT en la definición del diseño y en los permisos.
Aunque todavía no está definido el plano del túnel, Quirós afirmó que los estudios preliminares revelan que es un proyecto factible.
“Los análisis de geología, que son los más importantes, apuntan a que la obra es realizable”, explicó el jerarca del ICE.
El dinero para la obra aún está en discusión, pero el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) planteó el interés en financiarla.
El túnel iría desde donde empieza la ruta Florencio del Castillo, en Hacienda Vieja —por la entrada a Tirrases— hacia la rotonda de las Garantías Sociales, en Zapote.
Contaría con cuatro carriles —dos por cada sentido— y tendría una longitud de tres kilómetros, aproximadamente.

Aún no se ha definido la profundidad que tendría el paso subterráneo y se estima que el recorrido seguirá el diseño original.
La construcción de la vía que uniría
Hacienda Vieja con Zapote se ideó dentro del plan de construcción de la ruta Florencio del Castillo, en la década de 1970.
No obstante, la falta de recursos y el desinterés de los gobiernos por retomar la obra pospusieron el proyecto.

Ahora lo que se busca es concluir no solo el paso entre Hacienda Vieja y la rotonda de Zapote sino también ampliar la ruta a Cartago de cuatro a seis carriles.
El proyecto vial impulsado por el Consejo Nacional de Concesiones se le pretende entregar a una empresa privada por un lapso de entre 15 y 20 años.

La intención es que el consorcio privado que asuma la ampliación de la calle, además opere y dé mantenimiento al túnel dentro de sus responsabilidades.
Para recuperar la inversión realizada en las obras el grupo concesionario cobraría un peaje a los conductores que empleen la carretera.
Con la ampliación de la arteria que va a Cartago se busca contribuir a reducir la congestión que se registra a diario, sobre todo en horas de la mañana y la tarde.

Ver comentarios