Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Humor absurdo, ejército y cabras en lo último de George Clooney

| Lunes 08 marzo, 2010



Humor absurdo, ejército y cabras en lo último de George Clooney

Madrid
EFE

Humor, absurdo en muchos momentos, ironía, crítica y personajes muy surrealistas. Eso es lo que ofrece “The Men Who Stare at Goats”, la última comedia en la que se ha embarcado George Clooney, acompañado de nombres como Ewan McGregor, Kevin Spacey o Jeff Bridges.
El actor Grant Heslov se ha rodeado de nombres solventes y conocidos para su segunda incursión como realizador, en la que ha llevado a la gran pantalla el libro del mismo título del británico Jon Ronson basado en las teorías psicológicas aplicadas por el Ejército estadounidense en la era post Vietnam.
Una comedia alocada que lanza una crítica directísima a la guerra y a las estructuras militares, llena de cinismo.
La historia está ambientada en Irak tras la caída de Sadam Hussein y cuenta los descubrimientos de Ronson (interpretado por McGregor en el film), que desveló los experimentos sobre cuestiones paranormales realizados en el Ejército estadounidense.
En su libros, Ronson apunta a que esa corriente espiritual ha servido de inspiración de las modernas técnicas de tortura utilizadas en las prisiones de Guantánamo y Abu Ghraib.
Frente a la aparente seriedad del personaje de McGregor (el único que no es militar), los de Clooney, Spacey y Bridges superan todos los límites de la normalidad.
Un ejemplo: la técnica de los “ojos brillantes” con la que Clooney (Lynn Cassady) asegura controlar cualquier situación, siguiendo las enseñanzas de su “gurú”, el aún más surrealista Bill Django (Bridges), expulsado por el Ejército por sus técnicas poco ortodoxas y recuperado para los experimentos psicológicos.
“The Men Who Stare at Goats” trata de seguir la línea de filmes como “O Brother, Where Art Thou?” (2000) o “Burn After Reading” (2008), dos joyas de la comedia más surrealista de los hermanos Cohen.