Enviar
Obtuvieron las mayores ganancias en proporción a su tamaño en el último año
HSBC y Bancrédito lideran rendimiento sobre capital
Resto del sector muestra una evolución lenta en sus indicadores

Los únicos dos bancos que vieron crecer sus ganancias al compararlas proporcionalmente contra su patrimonio, con respecto al año anterior, fueron Bancrédito y HSBC, los cuales salieron bien librados del golpe de la crisis financiera.
En contraste, la mayoría de la industria bancaria registró una merma en su rendimiento sobre capital (ROE, siglas en inglés).
El ROE es una herramienta utilizada por los analistas para reflejar el retorno sobre el capital generado por una compañía y es uno de los indicadores usados para estimar la eficiencia de la gestión.
Este indicador superó levemente el 2% entre los bancos privados, pero HSBC obtuvo un retorno sobre su capital de casi el 5%.
Por su parte, entre los bancos públicos, Bancrédito alcanzó un ROE cercano al 7%, triplicando el obtenido el año anterior y superando por dos puntos porcentuales el promedio de los bancos estatales, de acuerdo con un estudio realizado por misfinanzas.com.
Los resultados positivos de Bancrédito son consecuencia de racionalizar el gasto sin dejar de invertir en canales de distribución, la revisión financiera permanente para reducir los impactos cambiarios y un crecimiento razonable del crédito, explicó Guillermo Quesada, gerente general del banco.
En el caso de HSBC, justifica que si bien las condiciones del mercado no fueron las óptimas por un tema de situación económica ajeno a ellos, igualmente cumplieron las metas planteadas para su operación en el país.
“Estos resultados son el reflejo de un trabajo consistente en el crecimiento selectivo de los activos en la cartera corporativa, así como en los servicios financieros personales”, explicó Leticia Arguedas, gerente de Mercadeo de la entidad financiera.
Del otro lado, el resto de los competidores vieron una baja de hasta el 50% en su retornos sobre capital y algunas registraron un ROE negativo.
“Como sector estamos reactivándonos pero no lo suficiente”, añade Quesada, quien como presidente de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras ha monitoreado el comportamiento del resto de la industria.
Además recalcó que a pesar de que algunas carteras de crédito crecieron, esto no vio reflejado en los rendimientos de los bancos. Esas ganancias se diluyeron en las pérdidas que generó la volatilidad del tipo de cambio, ya que varias entidades financieras estaban con una exposición en dólares alta.
Por otro lado, los consumidores siguen recelosos ante el crédito, debido a los efectos negativos de una crisis que la economía aún no termina de sobrellevar.

Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios