Enviar
Sector cuestiona promoción del país como destino ecoturístico ante crecimiento en Guanacaste
Hoteleros piden renovar mercadeo turístico

• Empresarios temen colapso debido a la imposibilidad de satisfacer demanda de servicios como agua, electricidad y recolección de basura
• Nuevos proyectos y los ya establecidos generarán en conjunto unas 86 mil habitaciones

Karen Retana
[email protected]

El mercadeo de Costa Rica como un destino “sin ingredientes artificiales” se escapa cada día más de la realidad, si se toma como parámetro la costa de Guanacaste.
El crecimiento de proyectos turísticos inmobiliarios en la provincia ha venido sustituyendo paulatinamente el paisaje natural por construcciones similares a las que promueven destinos como Cancún, la Riviera Maya o la costa de Florida en Estados Unidos.
Esta situación ha provocado preocupación entre diversos empresarios de la zona, quienes reclamaron un replanteamiento de la promoción turística del país y un cambio de políticas en el plan de desarrollo formulado por el Instituto Costarricense de Turismo.
La zona se enfrenta a un eventual colapso debido a su incapacidad para satisfacer la demanda de servicios como agua, electricidad y recolección de basura, de acuerdo con un estudio sobre el impacto del desarrollo hotelero e inmobiliario en las costas de Guanacaste realizado recientemente por la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH).
“La realidad demuestra que los inversionistas son libres de desarrollar más y más proyectos en un escenario sin reglas claras”, sostuvo Alberto Salas, quien realizó el estudio para la CCH.
Actualmente se encuentran en desarrollo unos 16 megaproyectos en la zona, los cuales aportarán junto con los complejos ya establecidos más de 86.474 habitaciones.
A ellos se suma la construcción de ocho marinas que aportarían al menos 2 mil atracaderos
“Se irá perdiendo el predominio del producto turístico natural para ir dando paso paulatinamente al artificial. El avance del fenómeno de la urbanización es inevitable y con ello ha experimentado una pérdida gradual de la cuota de mercado turístico”, señaló Salas.
El paisaje de Guanacaste tendrá una transformación debido a la irrupción de las construcciones de gran tamaño, rompiendo el frágil equilibrio ecológico, determinó el estudio.

Ante ello, autoridades del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) aseguran que la puesta en vigor de un decreto que regula la altura y densidad de los proyectos vendrá a paliar la problemática.
“El desarrollo inmobiliario es consecuencia del desarrollo turístico, ambos son positivos siempre y cuando existan reglas claras y se encuentren enmarcados bajo un concepto de sostenibilidad”, indicó Carlos
Ricardo Benavides, ministro de Turismo.
Benavides discrepó con los hoteleros en cuanto al uso del eslogan “sin ingredientes artificiales”, ya que a su criterio dicha promoción sigue funcionando.
Precisamente, la próxima semana el ICT dará a conocer su plan de mercadeo turístico, en el cual parte de la promoción se enfocará en posicionar al país como un destino de mayor sofisticación en cuanto a la calidad de sus servicios.
Ver comentarios