Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Hollywood se vuelca a lo virtual

Redacción La República [email protected] | Viernes 01 julio, 2011



Hollywood se vuelca a lo virtual
Los estudios de cine están recurriendo a desarrolladores con experiencia en juegos de redes sociales para extender el éxito de sus personajes e historias, y así incrementar beneficios

¿Qué hace un productor de Hollywood después de vender los derechos para DVD, una serie de televisión, muñecos e indumentaria vinculados a un éxito de taquilla de verano? Estamos en 2011 y eso significa: productos de marca virtuales.
Los juegos sociales de Facebook son la nueva frontera para nuevas creaciones conectadas con el cine y la televisión. Este verano, dos películas, ”Cars 2” de Walt Disney y “Mr. Popper’s Penguins” de News Corp y una popular serie de Showtime intentarán dar de que hablar y obtener ingresos extras presentando sus personajes en juegos de Facebook.
Para obtener ayuda, los estudios están recurriendo a desarrolladores con experiencia en juegos sociales, un sector que comenzó a causar sensación y ha acumulado un público de más de 300 millones de personas que este año gastarán $4.900 millones en productos virtuales tractores en “FarmVille” de Zynga Inc., etcétera, estima la firma investigadora ThinkEquity LLC.
“Todos los grupos de medios importantes nos han pedido que hiciéramos algo en los últimos 12 meses”, dice Peter Relan, presidente ejecutivo de CrowdStar, un fabricante de juegos de Burlingame, California.
El ejemplo más notable de esta industria incipiente: “Weeds Social Club”, un juego lanzado con el estreno de la temporada de la exitosa serie de Showtime “Weeds”. Los usuarios compran y siembran diferentes cepas de marihuana desde la marihuana “Schwag” (de muy baja calidad) hasta la más cara y (virtualmente) más potente “Jamaican Ganja” y después cosechan el cultivo antes de que se marchite.
Los jugadores luego fijan precios por encima o debajo del valor de la calle, determinan cuánto riesgo con los clientes están dispuestos a asumir y esperan a que caiga un traficante con remera de capucha realmente a recoger las mercaderías.
Mientras tanto, los usuarios hacen trueques con amigos, equipan su casa con televisores de pantalla plana y otros accesorios digitales y gastan dinero real en “favores” puntos en el juego que les permiten comprar productos más lindos. Los jugadores reciben consejos para cultivar en macetas de Andy Botwin, personaje narrado por el actor de la serie Justin Kirk, y llevan a cabo tareas que se relacionan con el argumento a partir del último episodio de TV.
A la larga, el juego puede ser utilizado para probar nuevos personajes o giros en la trama, dice Curt Marvis, presidente de medios digitales en Lions Gate Entertainment Corp., productor y distribuidor de la serie.
“En el ámbito social se da una experiencia que está viva y respira, en la cual se consigue una base de seguidores de usuarios comprometidos”, dice. El juego fue aprobado por Facebook, con sede en Palo Alto, California, y sus creadores dicen que no infringe ninguna ley.
Los famosos, las marcas y los temas maduros pueden llegar a atraer a públicos mayores hacia los juegos sociales, que han tenido en general un sesgo joven.
“La filosofía ha sido la de no ofender a nadie y ser amplio esa filosofía de tarjeta Hallmark”, dice Marc Ecko, el icono de la moda urbana.
Ecko Code, la nueva unidad de juegos sociales de su empresa, desarrolló “Weeds Social Club” y también proyecta introducir juegos basados en los programas de Showtime de CBS Corp. “Dexter” y “The Borgias”, así como también uno basado en la vida de Bob Marley.
Ecko dice: “Consideramos que hay un usuario que está esperando algo con más fuerza y más contracultura”.

Bloomberg