Enviar
Hollywood camina hacia Wall Street

Los Angeles
/ Efe

El sétimo arte podría convertirse en breve en un activo financiero, un “risky business” que ha soliviantado a Hollywood donde rechazan la creación de un “Wall Street” de películas por miedo a caer en manos de especuladores.
Dos compañías estadounidenses expertas en el mercado de valores, Cantor Fitzgerald y Veriana Ventures, están a la espera de la autorización federal para poner en marcha independientemente sendas bolsas destinadas a apostar sobre cuánto recaudará en taquilla una película aún por estrenar.
Unas iniciativas que pretenden llevar la inversión en futuros, habitual en las bolsas de hoy en día, hasta la meca del cine, lo que supondría una nueva herramienta al alcance de los estudios para gestionar los riesgos de fracaso de sus películas y una oportunidad de ganar (o perder) dinero para quien quiera hacer negocio del ocio.
En el caso de Fitzgerald y su “Cantor Exchange”, por ejemplo, cada dólar que valga una acción equivaldrá a un millón de dólares en taquilla, de tal forma que si un activo de “Iron Man 2” costara $100, su poseedor asumiría que el filme lograría ingresar $100 millones de tras cuatro semanas en cartelera.
Si la película superara esa cifra, la diferencia se convertiría en beneficios, si es inferior, en pérdidas.
Un sistema aparentemente sencillo pero de elevado riesgo inversor ya que especula sobre bienes intangibles en un sector acostumbrado a las sorpresas.
Pocos habrían predicho en 2009 que “Nine” no superaría los $20 millones en taquilla, 60 millones menos que su costo de producción, por lo que si su distribuidora The Weinstein Company hubiese emitido participaciones a futuros de ese filme, posiblemente habría paliado la falta de caja con el dinero de los inversores.
Una lectura que sustentan los analistas bursátiles pero que para los estudios de Hollywood tiene pocos pros y muchos contras.
En una carta conjunta emitida esta semana por organizaciones del sector como la Motion Picture Association of America (MPAA), así como asociaciones independientes y sindicatos, se urgió a la Commodity Futures Trading Commission (CFTC), entidad que regula el mercado de futuros en Estados Unidos, a que rechazase estas bolsas.
Los firmantes, que representan a la mayoría de la industria, consideran que estos mercados de inversión terminarían por dañar al mundo del cine y que sería muy complicado frenar los intentos de manipulación promovidos desde dentro del sector.
Ver comentarios