Enviar
TECNOLOGIA
Hacer que los objetos hablen

Etiquetas inteligentes hacen que los productos puedan “comunicarse” con teléfonos y así dar información o hacer búsquedas en la web con sus ingredientes, por ejemplo

Pearl Chen de Toronto, pegó etiquetas adhesivas de 2,50 centímetros en 30 contenedores de especias de su cocina.
Ahora, cada vez que golpea levemente su teléfono inteligente contra un frasco de cúrcuma, por ejemplo, el aparato realiza una búsqueda en Google de recetas que contienen esta especia.
“Puedo tomar ideas para cocinar”, dijo Chen, de 31 años, fundadora de Kama Laboratory, una empresa emergente de tecnología orientada a la educación. Para ella, las etiquetas adhesivas constituyen una forma de obtener un poco más de utilidad de los objetos cotidianos, que suelen “estar simplemente ahí y no dicen demasiado”.
Chen fue una de las primeras en introducirse en el mundo de las etiquetas programables, trozos de papel o de plástico que se venden a unos pocos dólares por unidad y se comunican con aparatos a través de una tecnología radial de corto alcance conocida como comunicación de campo cercano, o por su sigla NFC.
Estas pueden personalizarse para desencadenar una acción en cualquier teléfono que tenga un chip NFC: basta golpear levemente el teléfono contra una etiqueta en una tarjeta de visita para descargar automáticamente información de contacto, por ejemplo, o dar un golpecito en la etiqueta de la mesa de noche para activar el despertador.
“Es muy práctico”, dijo John Devlin, analista en ABI Research.
Las etiquetas NFC están ganando seguidores en tanto crece vertiginosamente el número de teléfonos inteligentes capaces de escanear. Este año, la firma de investigación IHS ISuppli Corp. prevé que los fabricantes de aparatos inteligentes despacharán unos 21 millones de teléfonos equipados con NFC en Estados Unidos y 186 millones a nivel mundial, en comparación con 93 millones el año pasado.
Según informaciones de prensa, Apple está analizando la posibilidad de incorporar un chip NFC al nuevo iPhone previsto para esta temporada, lo cual daría un impulso significativo a la tecnología.
Las etiquetas pueden conseguirse en sitios web independientes, y ABI estima que para fines de este año habrá alrededor de 10 millones en los Estados Unidos en la medida que las grandes empresas móviles comiencen a comercializarlas como una característica que nadie debe dejar de tener.

Bloomberg

Ver comentarios