Enviar
Firma remodela Punta Islita e inaugurará complejo en Sarchí
Grupo Islita abrirá nuevo hotel

• Apertura del Silencio Lodge será en enero
• Inversión en ambas instalaciones es de $6,5 millones

Karen Retana
[email protected]  

El Grupo Islita invirtió en la remodelación de su hotel Punta Islita ubicado en Nandayure Guanacaste. Asimismo, destinó parte de su capital para abrir un nuevo complejo en Sarchí de Valverde Vega, bajo el nombre de Silencio Lodge.
La firma de capital costarricense vinculada con la industria turística consignó unos $6,5 millones en ambas inversiones.
La iniciativa tiene como objetivo complementar su propuesta turística con un destino de playa y de montaña.
La compañía renovó las 45 habitaciones del hotel Punta Islita, su planta física e incorporó nuevo mobiliario. También se mejoró la cancha de golf de nueve hoyos.
Las remodelaciones se llevaron a cabo con materiales de construcción que generaran el menor impacto ambiental y que permitieran el ahorro de energía.
Los cambios tienen como objetivo adecuar las instalaciones a las nuevas tendencias del mercado hotelero.
“Punta Islita abrió sus puertas en 1994, y creímos que era necesario y oportuno renovarlo para ponerlo al día en servicio y estilo, conservando el concepto original”, explicó Eduardo Villafranca, vicepresidente de Grupo Islita.
Por su parte, el Silencio Lodge será inaugurado en enero.
El proyecto se ubica en una propiedad de 210 hectáreas de bosque nuboso en Bajos del Río Toro, en Valverde Vega.
El inicio de la construcción arrancó el año pasado y generará unos 42 puestos de trabajo en su etapa de operación.
El hotel se caracteriza por tener una combinación de confort y ambiente rústico.
“Se pretende ofrecer una experiencia nueva al turista con ingredientes naturales, descanso y contacto con la naturaleza”, señaló Villafranca.
El complejo cuenta con 16 habitaciones tipo suite. Está dirigido a un segmento de mercado de alto poder adquisitivo principalmente de Norteamérica y Europa.
Por su tamaño, el hotel también es atractivo para aquellas empresas que buscan realizar retiros de planeamiento, o de desestrés para sus ejecutivos.
El proyecto se ubica entre dos parques nacionales, el Poás y el Juan Castro Blanco de más de 14 mil hectáreas.
“El hotel se desarrolló bajo la premisa de impulsar un turismo sostenible considerando la armonía con la naturaleza”, aseguró Villafranca.
La principal actividad que será promovida en el hotel será el spa, así como los recorridos en los senderos que van a dar a las cuatro cataratas que se encuentran dentro de la propiedad.
Los turistas tendrán a disposición guías que les ayudarán a interpretar la naturaleza, para facilitar el acercamiento con esta, agregó el vicepresidente
El hotel también tiene granjas destinadas a la producción orgánica y plantas medicinales.
La gastronomía del complejo se caracterizará por cocina fusión en la que predominan los ingredientes naturales.


Ver comentarios