Granados: “Con Villanueva se embarriala la cancha”
Hace un año Víctor Emilio Granados, diputado del PASE, negoció con el PLN para convertirse en el presidente del Congreso. El legislador desea continuar en el cargo un año más.Marco Monge/La República
Enviar

Jerarca del Congreso teme año perdido si PLN escoge mal el 1° de mayo

Granados: “Con Villanueva se embarriala la cancha”

Asegura debilidad en la capacidad de conciliar por parte de su rival

A menos de 15 días para el 1° de mayo, Víctor Emilio Granados, legislador del PASE y presidente del Congreso, cuenta los votos para su reelección.
Aunque cree que un buen número de diputados lo apoya en sus intenciones, reconoce que en política las cosas pueden cambiar drásticamente en un abrir y cerrar de ojos.


En los últimos días, su contendiente Luis Gerardo Villanueva intensificó la búsqueda de apoyo, lo cual podría poner en peligro sus intenciones de mantenerse en el cargo.
Si esto llegara a pasar, Granados ocuparía nuevamente una curul con la conciencia tranquila.
No obstante, antes de que eso pase, advierte al Gobierno lo que sucedería si Villanueva es electo.
El estilo de conducción fuerte de ese legislador cartaginés, terminaría por “pasar la aplanadora en el Congreso y la cancha se embarrialaría para la aprobación de proyectos”, indica Granados.
Así las cosas, el diputado del PASE se considera como la mejor opción para dirigir la Asamblea Legislativa durante el último año de trabajo.
LA REPÚBLICA contactó a Villanueva para obtener su criterio, pero respondió que no atendería las inquietudes pues no hablaría en este momento de una candidatura a la Presidencia del Congreso.

¿A estas alturas cómo va su candidatura?
Creemos que bien, pues durante los días previos les he explicado a los compañeros diputados las razones que nos llevan a presentar nuestra candidatura y muchos de ellos estarían dispuestos en apoyarme.

¿Ya tiene los 29 votos para elegirse?
No lo sé, pues en los días previos al 1° de mayo los legisladores hacen muchas valoraciones al respecto y el apoyo puede cambiar. Generalmente en estos temas el panorama se aclara los días previos; sin embargo, nos sentimos positivos y consideramos que podemos conseguir el respaldo.

¿Cree que el trabajo hecho durante este año lo respalda para continuar como Presidente?
Sí, porque hemos buscado equilibrios y la paz en el Plenario legislativo, mediante el respeto de los derechos de todos los diputados. Gracias a ese ambiente se han aprobado durante este año casi 100 proyectos importantes. Un presidente legislativo debe buscar consensos con diálogo y ser respetuoso.

Su principal opositor para ocupar el puesto es el legislador del PLN Luis Gerardo Villanueva, ¿considera usted que él reúne las condiciones necesarias para ser Presidente del Congreso tomando en cuenta la forma como él dirigió el plenario el primer año?
Tiene que ver mucho la personalidad de cada quien, la cual entra a jugar cuando se toman decisiones o se negocia. Yo no dudo que don Luis Gerardo tengan cualidades profesionales para asumir los retos en la dirección del debate o en la administración del Congreso, sin embargo, me parece que no propició la búsqueda de la conciliación como un ejercicio político constante, sino solamente cuando no tenía otra salida.

¿Quiere decir entonces que Villanueva es autoritario en la conducción del Plenario?
No visualizo a don Gerardo buscando consensos constantes. Recordemos que durante el año en que él fue presidente de la Asamblea, hubo mucha confrontación con los diputados de oposición, pues su visión del manejo legislativo no ubica en el primer lugar la búsqueda de consensos. Recordemos que fue un año confrontativo, donde hubo huelga de empleados, expulsión de indígenas de la Asamblea Legislativa y hasta la necesidad de rodear la mesa del directorio legislativo, para exigir la creación de una comisión especial de investigación por el caso del BCIE.

¿Entonces sí es autoritaria su forma de manejar el Plenario?
Él tiene una versión distinta del ejercicio del poder. Lo que sí es cierto es que pasó la aplanadora y, si llega a ser presidente, probablemente lo vuelva a hacer.

¿Tuvo Villanueva responsabilidad en la creación de la Alianza por Costa Rica?
Es una de la tantas causas que logró la unión de los partidos que conformamos la Alianza.

¿Si Villanueva es presidente de la Asamblea se le embarriala la cancha al Gobierno?
Hay que evitar que exista confrontación en un año que será difícil precisamente por sus condiciones, y si Villanueva es Presidente, la dinámica de trabajo se puede afectar sin duda alguna. Hay peligro de que se embarriale la cancha. Podría ser un año perdido si hay una mala elección. En eso yo le llevo ventaja a Luis Gerardo, no solo por su carácter, sino también porque a los ojos de la oposición, el PLN es su principal enemigo y no el PASE.


¿Les ha señalado usted esas ventajas a la Presidenta y a Jonnny Araya, candidato del PLN?
Así lo he hecho con el señor Araya y con el ministro de la Presidencia Carlos Ricardo Benavides, incluso a varios compañeros diputados se lo he hecho saber, con el objetivo de mantener una calma relativa este último año. Mi candidatura es lo que más conviene al país.

¿Traicionó usted a la Alianza por Costa Rica hace un año?
No, con muchos meses de antelación señalamos las falencias de la Alianza y no se nos escuchó. Por otra parte, demostramos que no fuimos una extensión del PLN, sino que tuvimos nuestro propio criterio y trabajamos con gran respeto con todos los diputados.

¿Entonces considera que usted es una opción viable para el PLN para mantener la gobernabilidad?
A lo interno del PLN hay tres posibilidades que se están discutiendo, entre las que se encuentra la reelección mía. Esto nos da el chance de seguir negociando e impulsando la candidatura.

¿Conversó con Johnny Araya, candidato del PLN sobre este tema?
Sí lo hicimos. La idea fue explicarle lo que hicimos en este año y por qué queremos seguir en el cargo.

Esteban Arrieta
[email protected]
 


Ver comentarios