Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Gestación de un destino

| Viernes 02 noviembre, 2007



ESQUINA EPICUREA
Gestación de un destino

Costa Rica está experimentando cambios en todos los campos y el gastronómico no es la excepción, sino más bien una punta de lanza que se muestra cada día más activa.
La apertura de restaurantes y el cierre de otros es pan de cada día, gracias a Dios que son más los primeros que los segundos, y en todo caso, los cierres diríamos que son el resultado de la selección natural que se da en esta selva creciente del mundo culinario.
Entre muchos ejemplos, algunos sobresalen en el tapete en este año que se acaba y que fortalecen al sector.
Entre ellos tenemos eventos que no son aperturas de restaurantes, sino actividades que llegan a contribuir con el mejoramiento de las destrezas de los profesionales, pero también aumentan el conocimiento de los consumidores para que estos tomen decisiones más acertadas a la hora de elegir y para que en síntesis mejoren su calidad de vida. Entre estos tenemos la Competencia de Cocina Profesional Maestro Culinario en su segunda versión, el lanzamiento de programas Experto Cervecero y Cerveza y Buena Mesa, orientado a mejorar las técnicas en torno a esta bebida (catación dirigida de cerveza con platillos bien elaborados) por parte de Cervecería Costa Rica, y la actividad de Expovino, que finalizó recientemente.
Otros hechos concretos también se han dado como la importación de nuevos productos por parte de empresas que se dedican no solo al área de bebidas, sino también de comidas. Tenemos el caso de Gourmet Imports con productos de primerísima calidad.
La Universidad Interamericana con el programa permanente de Le Cordon Blue para Costa Rica y Panamá, la apertura del hotel-escuela en Pérez Zeledón del INA, programas de televisión alrededor de temas culinarios y Belca, una de las empresas del sector food service que reporta un crecimiento sostenido año con año.
Estas empresas importadoras cumplen una labor importantísima, pues aportan nuevos ingredientes que los chefs pueden utilizar para nuevas creaciones.
Por otro lado, aparecen cursos para profesionales orientados a ser puntuales en su propuesta, ya que la necesidad de conocimientos es imperiosa. El crecimiento del sector turismo ha repuntado y esto constituye como una tercera ola que estimula al país por completo. Pero no nos alegremos tanto, la necesidad que existe por mejorar el nivel de servicio requiere mejorar, no son suficientes los cambios utilizados como ejemplo en esta nota, se requiere un mayor esfuerzo de parte de los propietarios de hoteles y restaurantes y el tiempo apremia.
Si deseamos convertirnos en un verdadero destino gastronómico y turístico de clase mundial, no es suficiente contar con infraestructura, sino además con capacidad para responder a las expectativas de clientes nacionales y extranjeros de forma consistente, y esto solo se logra con programas de capacitación integrales y seguimiento posterior del desempeño.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!