Ganancias bancarias crean divergencias
Enviar
Entes públicos cosechan ganancias entre y críticas y alabanzas
Ganancias bancarias crean divergencias

• Banca estatal debería mantener una responsabilidad social más clara, a juicio de algunos economistas.
• Gerentes bancarios discrepan y sostienen que su gestión no es de caridad

Wilmer Murillo
[email protected]  

Las ganancias de la banca pública se han convertido en motivo de críticas y alabanzas por parte de diversos sectores. Por un lado hay quienes afirman que ese no es su objetivo, pero también hay economistas que ven en ello una adecuada preparación para enfrentar la competencia.
Al finalizar 2006 los bancos públicos alcanzaron utilidades de $167 millones, unos $32 millones más que en 2005 y un incremento en un año del 24%.
Las cifras publicadas en la memoria anual de la Superintendencia General de Entidades Financieras reportan además que en ese periodo las utilidades de todo el sistema financiero fueron de $286 millones.
En 1995 y después de 50 años, Costa Rica puso fin al monopolio estatal de los depósitos en cuenta corriente y la modificación de este marco jurídico significó un cambio en la visión política de la actividad financiera.
“En términos de los bancos comerciales del Estado, representó una reorientación hacia lo mercantil y un abandono del compromiso social”, expuso por su parte Juan Manuel Villasuso, economista.
En ese sentido, como resultado de la nueva orientación de la banca pública, han quedado sin atención actividades y proyectos con alta rentabilidad social pero con mayores niveles de riesgo, y una preferencia hacia sectores con mayor grado de modernidad y solvencia, a juicio de Villasuso, lo cual es evidenciado a través del “desplome” del financiamiento a la agricultura y la industria.
En la última década se dio una caída del financiamiento a la agricultura y de la industria. La primera mostró una caída en el periodo del 13,2% al 3,2% y la segunda de un 20,9% a un 7,4%, dijo Villasuso.
En estos momentos los bancos públicos no solo generan más utilidades sino que controlan el 65% de los activos bancarios y el 54% de la cartera de crédito.
“A los bancos del Estado nos mueve el negocio, y no el altruismo”, señaló categóricamente William Hayden, gerente general del Banco Nacional.
Es una visión del éxito a partir del balance contable de pérdidas y ganancias. No obstante, Villasuso considera que este criterio es válido desde la óptica de las empresas privadas mercantiles, pero “no resulta aceptable a entidades que tienen la responsabilidad de cumplir una función pública de carácter solidario.
“La función de desarrollo de la banca pública, fue malentendida por años, y la reapertura del mercado financiero puso fin a muchos mitos”, dijo en contrapartida Luis Mesalles, economista de la firma Ecoanálisis.
Lo más importante para ahorrantes y deudores es tener acceso a los bancos pues de esa forma es como se genera desarrollo, agregó Mesalles.
En los bancos públicos sostienen, por su parte, que sí le dan énfasis a la banca de desarrollo.
Por ejemplo, de su cartera de $205 millones, el Banco de Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) ha canalizado para desarrollo (micro, pequeña y mediana empresa) unos $79 millones, lo cual representa el 38,3% de su cartera, confirmó Guillermo Quesada, gerente general.
Las apreciaciones de Quesada fueron respaldadas por Hayden, para quien aun cuando se busca competir y ganar, la banca pública también se “ha echado la tarea del desarrollo a sus espaldas”.
“Llevamos colocados $677 millones en crédito para micro, pequeña y mediana empresa. Son créditos que no reciben subsidios ni dejan pérdidas”, aseveró Hayden.
Los créditos son de ¢2,9 millones a pequeños empresarios, ¢4 millones para microempresas, de ¢15 millones para pequeña empresa y de ¢60 millones a empresas medianas.
Por otra parte, en el Popular consideran que la eficiencia obtenida en las utilidades de 2006, hizo posible la entrega de más de $3,4 millones destinados a fortalecer los programas para la educación superior, la prevención de riesgos y la atención de emergencias, a juicio de Gerardo Porras, gerente de la entidad.
A través de la creación de fondos especiales sociales, conformados por el 20% de las utilidades anuales del Popular, se brindan soluciones de hasta un 100% para programas de vivienda social.
Además, se crearon dos fondos de desarrollo destinados a atender ideas emprendedoras e impulsar el sector productivo informal, hasta la inclusión de nuevas empresas en la economía nacional.
Los bancos públicos en total destinan el 18% de sus ganancias a financiar la Comisión de Emergencias, el Instituto de Fomento Cooperativo y el Consejo Nacional de Préstamos para la Educación. El resto lo utilizan en recapitalizarse.
Sin embargo, esto también genera controversia. “La capitalización no está mal, pero sí que las ganancias vayan más allá de mantener una relación adecuada entre patrimonio y pasivos”, enfatizó Villasuso.


Ganancias públicas


Las utilidades netas de la banca pública suman $121 millones en lo que va del año (cifras a julio de cada año expresan millones de dólares y porcentajes de variación).

Banco 2007 2006 Variación
Nacional 44,7 39,8 12,3
Costa Rica 36,7 32,6 12,5
Popular 38,2 17,5 118
Bancrédito 2,1 2,6 -19,2

Fuente: Elaboración propia con datos de la Sugef

Ver comentarios