Enviar
Gabo a la tica

El rodaje de la novela “Del amor y otros demonios” comenzará en febrero a manos de una directora costarricense. Unos $2 millones es el presupuesto

Bogotá
EFE

La directora y guionista costarricense Hilda Hidalgo dijo ayer que asumió el reto de llevar al cine la novela “Del amor y otros demonios”, de Gabriel García Márquez, como un niño al que le ponen en las manos “la posibilidad de hacer una travesura maravillosa con una historia”.
Esta novela “es una historia de una limpieza dramatúrgica clásica”, afirmó la también coproductora del largometraje del mismo nombre, cuyo rodaje comenzará el próximo mes de febrero en Cartagena.
La realizadora explicó a la prensa en Bogotá que es una saga amorosa que pudo ver con otros ojos para “crear un universo propio, a partir de la mirada de Sierva María”, personaje central de la obra.
“La película está contada a partir de los ojos de una niña de 13 años, que está en pleno desarrollo, en pleno despertar de su sexualidad”, agregó Hidalgo.
La costarricense apuntó que en la adaptación buscó “profundizar en la psicología y emociones de los personajes”.
La novel actriz colombiana Eliza Triana Amaya encarnará a Sierva María, la hija de una pareja de marqueses españoles en la Cartagena colonial, que fue criada por negros esclavos e internada luego en un convento para curarla, mediante exorcismos, de una supuesta posesión del demonio tras ser mordida por un perro enfermo de rabia.
La película, que es una coproducción de Colombia y Costa Rica, “tiene un universo muy femenino”, apuntó Hidalgo.
La directora y guionista dijo que este proyecto es el resultado de su paso por la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños (Cuba), donde asistió a un curso impartido por Gabriel García Márquez, fundador de dicha institución.
“Le comenté que ‘Del amor y otros demonios’ era una obra muy cinematográfica, que me sorprendía que no la hubieran llevado al cine”, recordó. A ello, el escritor colombiano repuso que, al escribirla, él la había pensado “como en estructura de guion”, agregó Hidalgo.
El Nobel le preguntó si quería llevar la novela a la gran pantalla, a lo que ella exclamó: “pues, ¡claro!”, rememoró.
Y, entonces, el laureado escritor le espetó “pues, ¡hágala!”.
De esta anécdota, que tiene casi cuatro años, surgió el proyecto, en el que Hidalgo comparte la producción con su compatriota Laura Pacheco, la argentina radicada en México Laura Imperiale y la colombiana Clara María Ochoa.
Unos $2 millones (1,3 millones de euros) es el presupuesto de esta coproducción, cuyo rodaje está previsto que dure hasta el próximo mes de marzo y que se estrene en 2009.
Ver comentarios