Freno a banca de maletín
“No se debe favorecer ‘gratuitamente’ a entidades del exterior en perjuicio de las locales, esto tiene un componente perjudicial en el corto y largo plazo desde una perspectiva estratégica”, señaló Fernando Víquez, gerente general de Bansol. Esteban Monge/La República
Enviar

Plan busca imponer un 15% de impuestos

Freno a banca de maletín

Hasta $20 mil millones por año se espera recaudar

Con el pago de un impuesto adicional, el Partido Acción Ciudadana pretende imponer un freno a la denominada banca de maletín.

201304292240590.n55.jpg
Este proyecto plantea el cobro de una tarifa del 15% sobre intereses, comisiones y otros gastos financieros pagados por empresas domiciliadas en el país a entidades del exterior, incluidos los pagos efectuados a proveedores del exterior por la importación de mercancías.

Asimismo, una tarifa del 15% sobre los arrendamientos de bienes de capital y por los intereses sobre préstamos, pagados a instituciones del exterior por empresas domiciliadas en el país.
Se trata del proyecto denominado Ley para el Fortalecimiento de la Inclusión Financiera, el cual vendría a modificar la normativa actual.
“Gran parte del crédito que se concede en este país es otorgado por bancos que no están domiciliados en el territorio y tienen potestad de prestar sin límite. Es un proyecto que viene a darle herramientas al Banco Central y pone en igualdad de condiciones a la banca nacional”, manifestó Welter Ramos, asesor legal de Acción Ciudadana.
La regulación brinda más grados de libertad a dichas entidades. Al no contar con el encaje, estas operaciones distorsionan la política monetaria del Central, pues inyectan más dinero a la economía, aunado al hecho de que no hay estadísticas claras de cuánto ingresa.
Cuando los préstamos vienen del exterior (a través de la banca de maletín) los empleos se generan en el exterior y las rentas, impuestos y contribuciones salen del país sin cargas tributarias.
La medida planteada pretende promover el crecimiento y desarrollo del país, generando oportunidades de crédito para la puesta en marcha de nuevos proyectos.
“Se llama de inclusión financiera, porque hemos estimado entre $10 mil millones y $20 mil millones por año el dinero que se recaude por el impuesto, el cual sería destinado a promover la banca de desarrollo”, agregó Ramos.

Gabriela Vargas
[email protected]

 


Ver comentarios