Fluctuación del dólar movería tasas de interés
Enviar
Movimiento entre bandas tendría efectos inmediatos, a juicio de analistas
Fluctuación del dólar movería tasas de interés

Wilmer Murillo
[email protected]

Si el tipo de cambio comienza a fluctuar entre las bandas, el país comenzaría a ver más volatilidad en las tasas de interés.
Hasta ahora se han mantenido a la baja, y a partir del 25 de octubre y hasta nuevo aviso la tasa básica que rige es del 7%. En lo que va del año esta tasa de referencia ha caído un 4,25%.
El colón por su parte tendería a debilitarse frente el dólar amparado a la reducción que se ha presentado por la intervención del Banco Central en el mercado cambiario.
Pese a que durante casi todo el año predominó la expectativa de que la devaluación para 2007 sería cercana a cero, en estos momentos se observa más incertidumbre sobre el nivel con que podría cerrar el tipo de cambio.
“El dólar se ha venido debilitando a nivel internacional y en Costa Rica el tipo de cambio mayorista ha estado pegado o muy cercano al piso de la banda cambiaria inferior”, recordó Alberto Franco, economista.
No obstante, para que baje más la compra, se requeriría, en primer término, que el Banco Central mueva hacia abajo el nivel o la pendiente de la banda cambiaria inferior y, en segundo lugar, que las condiciones del mercado conduzcan a un nivel del tipo de cambio inferior al actual.
El tipo de cambio del dólar está moviéndose sin que el Banco Central haya comprado divisas, pero muy ligeramente. “Creo que todavía es temprano para cantar victoria”, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central.
En el sistema de bandas el precio del dólar puede oscilar entre un valor mínimo o “piso”, que permanece fijo en ¢519,16 y un valor máximo o “techo”, que actualmente es de ¢560,79.
Durante el último año, con muy pocas excepciones, el tipo de cambio mayorista se ha mantenido pegado a la banda cambiaria inferior. El mercado mayorista es en el cual negocian divisas las entidades financieras del país.
Lo que está ocurriendo es todavía difícil de interpretar para analistas, que aunque ven un ingreso muy fuerte de capitales, esperarían a que comiencen a ser las fuerzas de oferta y demanda las que ejerzan más influencia en el precio del dólar estadounidense.
Sin embargo, desde que se inició el esquema de bandas el 17 de octubre del año pasado, octubre fue el primer mes en que el Banco Central no intervino en el mercado cambiario comprando dólares.
Para el Banco Central esta es una buena noticia, puesto que su injerencia en la definición del precio de la divisa es menor, y adicionalmente ello reduce las presiones sobre la inflación.
“Cuando el Banco Central compra a los bancos comerciales sus excedentes de divisas en el mercado mayorista, les paga con colones que tiene el poder de fabricar y poner a circular”, dijo Roy González Rojas, gerente del Banco Central.


Ver comentarios