Finanzas públicas de nuevo con déficit
Enviar
Enero cortó ocho meses consecutivos de superávits
Finanzas públicas de nuevo con déficit

• Menos recaudación de renta, reajuste de salarios y el pago escolar podrían explicar resultados

Wilmer Murillo
[email protected]

El déficit de las finanzas públicas, que durante ocho meses estuvo ausente de las cuentas del Ministerio de Hacienda, hizo de nuevo su aparición en enero.
El déficit financiero de $28 millones se atribuyó a una recaudación más baja de lo esperado en el impuesto sobre la renta, pues ese mes no se paga el gravamen a las utilidades o la masa de intereses generados por títulos valores y las inversiones que se gravan con el tributo es menor.

El reajuste salarial del sector público, el pago del salario escolar y de los intereses de la deuda pública ($91 millones) se habrían reflejado en parte en la desmejora fiscal.
La recaudación ascendió a $382 millones, equivalente a un crecimiento del 18,3% —menos de la mitad con respecto al mismo mes del año anterior—, en tanto que el gasto total fue de $410 millones.
Sin embargo, el crecimiento del gasto de un 7,3% estuvo por debajo de la tasa de la inflación (10,8%).
Por otra parte, el flujo de caja de enero mostró un robusto superávit primario (gasto menos el pago de intereses) de $64 millones, un 14% más elevado que el registrado en enero del año anterior.
El déficit financiero (incluido el pago de intereses) por su parte, fue menos de la mitad del alcanzado el año anterior. Estos elementos abonan a favor de las autoridades hacendarias, igual que el hecho de que muchos de los gastos de enero no se repetirán en los siguientes meses.
En erogaciones aparte de sueldos, el rubro que más creció fue el de “otros gastos” que contempla los programas sociales prioritarios del Poder Ejecutivo, explicó Guillermo Zúñiga, ministro de Hacienda.
Pese a la desmejora, el titular de la cartera se mostró satisfecho de haber logrado un crecimiento de los ingresos del 19%, muy por encima del proyectado incremento anual del 15%.
Lo anterior hace prever al Ministro que podrá garantizar, al concluir el año, un déficit de las finanzas públicas de solo el 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB), y al mismo tiempo la inversión en obra social e infraestructura del 2% prevista.
Asimismo, las circunstancias están dadas para mantener avances en el incremento de la carga tributaria, sin necesidad de una reforma fiscal.

Ver comentarios