Enviar
Filmeguía 28-6-08

Mario Giacomelli
Para la República


Kung Fu Panda

“Kung Fu Panda” (2008) de Mark Osborne y John Stevenson. Por accidente, un oso comilón es elegido para convertirse en aprendiz de artes marciales. Aunque su línea argumental es poco novedosa, esta colorida comedia de animación goza de muchísimas virtudes: un excelente mensaje sobre confianza y generosidad, humor sano y gracioso, acción que emociona evitando los excesos de violencia. Electrizante.

Calificación: 8


El fin de los tiempos


“The Happening” (2008) de M. Night Shyamalan. Con Mark Wahlberg y Zooey Deschanel. Un fenómeno inexplicable provoca una ola masiva de suicidios en el noreste de Estados Unidos. Esta escalofriante premisa argumental, se presta para plasmar una lúcida metáfora ambientalista. El suspenso decae a lo largo de la narración y el cierre no convence plenamente, pero la experiencia es inolvidable. Desconcertante.

Calificación: 7


Media luna


“Niwemang” (2006) de Bahman Ghobadi. Con Ismail Ghaffari. Anciano músico obtiene el permiso de regresar al Kurdistán iraquí. Mediante una simbología muy pesada, el director de “Las tortugas pueden volar” (2004) describe un viaje onírico, sin encontrar un balance entre tonos de comedia, tragedia y realismo mágico. Aun así, ofrece una mirada intrigante al desarraigo de un pueblo. Hermética.

Calificación: 7


Hulk – El hombre increíble

“The Incredible Hulk” (2008) de Louis Leterrier. Con Edward Norton y Liv Tyler. Segundo largometraje basado en el célebre personaje de los cómics. Deja a un lado la complejidad y la creatividad experimental de la entrega anterior, para ofrecer un espectáculo más predecible y superficial, pero indudablemente eficaz. Buenas actuaciones, gran dinamismo visual, montaje preciso y trucos de primera. Demoledora.

Calificación: 7


Quiero robarme a la novia

“Made of Honor” (2008) de Paul Weiland. Con Patrick Dempsey y Michelle Monaghan. Cuando por fin decide renunciar a la soltería, un apuesto galán debe impedir que la mujer de sus sueños se case con otro. Las cualidades fotogénicas del protagonista masculino, constituyen el eje de esta inútil comedia romántica, al estilo del cuento de hadas moderno. Pronosticable del primero al último encuadre. Superflua.

Calificación: 4
Ver comentarios