Enviar
Filmeguía 15-3-08

Mario Giacomelli
Para la República

Sin lugar para los débiles
“No Country for Old Men” (2007), de Joel y Ethan Coen. Con Tommy Lee Jones y Josh Brolin. Ganadora del Oscar como mejor película de 2007. Es una tremenda intriga policiaca, con ambientación western. Sus ingredientes: un maletín lleno de dinero, un asesino psicópata, un anciano sheriff derrotado y una triste visión de una cultura sumida en un declive lento e inexorable. Actuaciones en su punto. Desilusionada.
Calificación: 9

La vida en rosa
“La Mome” (2007), de Olivier Dahan. Con Marion Cotillard y Sylvie Testud. Retrato íntimo de la más célebre cantante francesa, Edith Piaf: sus triunfos profesionales y tormentos privados. Es un drama biográfico bastante rutinario, desordenado en su estructura narrativa, pero realizado con notable esmero formal. Sobresale gracias a la pasión contagiosa de su gran intérprete principal. Palpitante.
Calificación: 8

Vitus
“Vitus” (2006), de Fredi M. Murer. Con Teo Gheorghiu y Bruno Ganz. Amena producción suiza. Está realizada con buen gusto, aunque le faltan soluciones brillantes. Con buenos sentimientos, cuenta la trayectoria de un niño prodigio, dotado de inteligencia superior y un innato talento para tocar piano. La primera mitad es entrañable; más adelante, el relato pierde consistencia y credibilidad. Complaciente.
Calificación: 6

Una llamada perdida
“One Missed Call” (2008), de Eric Valette. Con Shannyn Sossamon y Edward Burns. Algunos jóvenes reciben espeluznantes mensajes de voz en sus teléfonos celulares. Blando refrito de un éxito japonés de 2003. Es terror de ínfima calidad, plagado de incongruencias y fallidos intentos por dar miedo. Desprovisto de imaginación, emplea recursos trillados, abusando de ellos hasta el cansancio. Desconectada.
Calificación: 3

Una loca película de Esparta
“Meet the Spartans” (2008), de Jason Friedberg y Aaron Seltzer. Con Sean Maguire y Carmen Electra. Enésima farsa demencial, privada de ingenio satírico. Ridiculiza hitos recientes de cine y televisión, a partir de una burda parodia de la película “300” (2007), en clave gay. Hay un par de intuiciones divertidas. Lo demás es una desagradable retahíla de vulgaridades y chistes de pésimo gusto. Ramplona.
Calificación: 2
Ver comentarios