Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Fieles, fervorosos con las tecnologías

Redacción La República [email protected] | Lunes 13 enero, 2014



APLICACIONES

Fieles, fervorosos con las tecnologías

Las aplicaciones religiosas se multiplican en todo el mundo

ConfessionApp, por ejemplo, ayuda a los católicos a preparar el sacramento de la confesión con un “personalizador” del examen de conciencia con base en la edad, sexo y vocación de cada usuario. Internet / La República

Rezar en el Metro, y preparar la confesión o seguir la misa a través de una tableta o celular son posibles gracias a las aplicaciones que están causando especial fervor entre los fieles de España, Latinoamérica y Estados Unidos.
Detrás de dos de estas aplicaciones —iMisa y Rezar en el Metro— se encuentra el sacerdote español José Pedro Manglano, quien diseñó otras como iNavidad, iMaria o iPasion.
El Vaticano también lanzó The Pope App, una aplicación con la cual seguir las intervenciones del Papa y programar alertas para el comienzo de los eventos del Pontífice.
Para Manglano, iMisa ha supuesto una revolución dentro de las iglesias española y estadounidense: permite a los usuarios “acercarse mejor” al significado de la eucaristía a través de una “misa virtual” que explica los sacramentos paso a paso.
Rezar en el Metro, que comenzó siendo un podcast, alcanzó “medio millón de descargas” en menos de un año y es una selección de oraciones grabadas que los fieles pueden rezar durante sus trayectos en transporte público.
“Ahora mismo entre los jóvenes el recurso más habitual es la electrónica” y por lo tanto una manera mejor de acercarles a Dios, dijo Manglano.
La mejoría con respecto a medios más tradicionales de oración está en la “interactuación”, ya que la oración es más completa gracias al sonido y a los videos. Sin embargo, aclara que no son excluyentes “sino que se complementan”.
Manglano no es el único católico que se ha sumado a la “generación app”. Pablo Romeu —profesor español de ingeniería informática— es otro desarrollador de aplicaciones religiosas (Rosario Pro, Angelus Pro) que facilitan la oración.
Este profesor contó que la idea comenzó “como una broma” cuando unos amigos sacerdotes se lo propusieron y en poco tiempo alcanzó las 100 mil descargas y 50 mil usuarios diarios.
Salterio, una de las aplicaciones desarrolladas por Romeu, permite a los católicos acceder a todos los contenidos de la “Liturgia de las horas” para poder rezar “en cualquier momento y en cualquier lugar”.

Madrid / EFE