Fideicomisos tras inversores
Este año se podrían presentar condiciones propicias para emisiones alternativas a las del Gobierno, piensa Vanessa Olivares, gerente de BCR Puesto de Bolsa. Esteban Monge/La República
Enviar

Liquidez del mercado apunta a los fideicomisos y otros instrumentos

Fideicomisos tras inversores

Menor colocación de deuda pública alentará emisiones privadas

El 2013 pinta distinto el escenario para el mercado de valores nacional.
Una menor colocación de títulos por parte del Ministerio de Hacienda y el crecimiento de la liquidez crean un ambiente favorable para que emisores privados busquen dinero en el mercado bursátil.
Los primeros que salen a relucir son los cotizados títulos de fideicomisos de obra, emitidos por el ICE, que en años anteriores ya mostraron su valor ante los inversionistas.
Hay en la mesa nuevos proyectos para titularizar, no solo relacionados con obras, como ya el año pasado el fideicomiso para la emisión de bonos de Altara El Tucano realizó.
Con la acaparación del gobierno y el Banco Central el año pasado en captar recursos del mercado interno, llamando a subasta prácticamente todas las semanas, otros títulos salieron del plano de muchos inversores, debido a que las altas tasas ofrecidas por el Estado les restaban mercado.
Hoy, dado que el mercado necesita nuevos emisores y valores para dinamizarse, los fideicomisos vuelven a la palestra, en especial de inversionistas que desean mantener estos valores hasta su vencimiento para diversificar sus carteras, y al ser escasos, buscan no deshacerse de ellos.
Si comparamos instrumentos del mercado actual en dólares entre fideicomisos de obra contra títulos del Estado —de deuda externa— veremos como el rendimiento que otorgan las titulaciones es mayor al ofrecido por el papel de deuda pública, haciendo muy atractivos los fideicomisos.
El Fideicomiso Cariblanco con vencimiento a 2020 tiene un rendimiento del 5,75%; el de Garabito con vencimiento a 2022, del 5,84%; mientras que el título de deuda externa al 2020, solo entrega un 3,87%.
Recordemos que los fideicomisos fueron el brazo de fondeo para inversiones en nuestro país, así el ICE ha desarrollado tres proyectos, Peñas Blancas y Cariblanco que son hidroeléctricos y la planta térmica Garabito  
“El mercado local de capitales aportó la suma de aproximadamente $406 millones por medio de los fideicomisos de obra, siendo los inversionistas institucionales los principales tenedores de los papeles emitidos por estos”, explicó Martín Vindas, gerente general del ICE.
Se espera que nuevas colocaciones “sean factibles en el tanto la regulación le permita al ICE acceder a condiciones financieras que satisfagan los intereses en cuanto a costo, tramitología, entre otros aspectos”, expresó Vindas.
Para los especialistas, al ser estas emisiones de los fideicomisos menores a las de deuda del gobierno, las hace menos líquidas, por lo que se comercializan mejor en inversionistas que tengan conocimiento relativamente amplio sobre el funcionamiento del mercado de valores.
“La naturaleza especulativa no se define exclusivamente por la liquidez, pero es claro que resulta más sencillo comercializar los fideicomisos a inversionistas que conozcan el tema y no tengan la necesidad de liquidar sus inversiones en el corto plazo”, indicó Vanessa Olivares, gerente de BCR Valores Puesto de Bolsa.
“Siempre son atractivos, y ahora serán más buscados”, aseguró Mario Jiménez, director de Banca de Inversión del Banco Nacional.
Durante el primer semestre del año, los fondos de inversión también serán un jugador de importancia, ya que un número importante del porcentaje de liquidez se destinará a ellos.
Así, que mientras esperamos que los niveles de tasas puedan bajar aún más, hasta estabilizarse, los fondos de largo plazo deberían de estar reflejando rendimientos atractivos.
A nivel de nuevas titulaciones, se sigue analizando la posibilidad de titularizar las carteras de crédito, principalmente las de consumo e hipotecario, lo que haría crecer muchísimo el mercado de valores nacional.
La posibilidad de que esto se ejecute va muy de la mano con el manejo de las expectativas de los agentes económicos, dijo Jiménez.

201303112207440.n33.jpg

Fabio Parreaguirre
[email protected]

Ver comentarios