Enviar

Si las responsabilidades para la construcción de algunas obras públicas viales estarán a cargo de un banco o entidad financiera y se nombrará para cada caso una fiduciaria y una unidad ejecutora para que se hagan responsables de los trabajos, ¿qué hará el personal del MOPT que debería encargarse de ello?


Fideicomisos, muy bien... ¿y el MOPT?

Pareciera haber un entusiasmo proveniente del deseo de hacer algo por la infraestructura vial en el país. Esta había sido poco menos que abandonada por muchos años a pesar de que la globalización, el modelo de apoyo a las exportaciones y el cierre de los ferrocarriles, entre otras cosas, indicaban que había que hacer lo contrario.
Hoy, en vista de la mala administración de las concesiones y denuncias de desvío de dinero público en otras obras, la participación ciudadana ha obligado de alguna manera a buscar caminos diferentes para la construcción de infraestructura vial.
La acción humana llevó al fracaso el modelo de concesión, que podría haber sido bueno si se hubiera manejado bien.
Nació así la idea de hacer dichas obras mediante fideicomisos que pudieran manejar —de un modo correcto y seguro— el dinero y la ejecución en el tiempo previsto.
Ayer este medio nos comunicó que en el seno de la Asamblea Legislativa algunos diputados han presentado un proyecto de ley para la ampliación de una serie de vías, con lo cual se generarían dos radiales a cuatro carriles, con ciclovías, pasos a desnivel y un túnel, que formarían un semianillo para descongestionar los principales accesos a la ciudad de Heredia y las zonas francas.
Una buena noticia sin duda y esperamos que siga por buen camino y llegue a feliz término en el menor tiempo posible.
Pero a consecuencia de todo esto surgen, por pura lógica y sentido común, algunas preguntas.
Si las responsabilidades para la construcción de algunas obras públicas viales (incluida la que hoy mencionamos) estarán a cargo de un banco o entidad financiera y se nombrará para cada caso una fiduciaria y una unidad ejecutora para que se hagan responsables de los trabajos, ¿qué hará el personal del MOPT que debería encargarse de ello?
La fiduciaria llamaría a licitación para encargar las obras a alguna de las empresas que se presenten al llamado.
Entonces, de nuevo, ¿qué hará el personal del MOPT que debería hacerse cargo de esto?
Porque el mantenimiento se supone debe hacerlo el Conavi y si hablamos del transporte público, el desastre está tan a la vista que no amerita hablar de él.
No obstante, los contribuyentes pagamos a la fecha una planilla que ronda los 3.900 funcionarios en el MOPT.
Podría ser hora de entrar a fondo a este tema. La participación ciudadana bien podría ahora interesarse por saber qué hacen los funcionarios de esas planillas que probablemente se engordaron por clientelismo político y cuya labor es ahora suplantada por fideicomisos.
Si no es así, si estamos equivocados, tiene la palabra el MOPT.
 

Ver comentarios