Fideicomiso para carretera a Cartago se aprobaría el mes próximo
Enviar

Los fideicomisos parecen haberse convertido en la nueva solución para combatir los problemas de infraestructura vial del país.

Dentro de un mes podría aprobarse un nuevo proyecto de ley para la ampliación de la autopista Florencio del Castillo, y un tramo adicional para conectar con la vía de Circunvalación, de modo que se alivie el alto tránsito en los sectores de Zapote, San Pedro y Curridabat.

Dicho proyecto ya fue dictaminado positivamente el pasado martes, por la comisión especial investigadora de la provincia de Cartago, el mismo día que el plenario aprobó el fideicomiso para la ampliación del corredor vial San José-San Ramón.

El proyecto de Cartago consta de dos fases, que incluye la remodelación y ampliación a seis carriles de la autopista Florencio del Castillo, con una extensión de 17,6 kilómetros, y la construcción de una vía de 2,9 kilómetros, entre Hacienda Vieja y la rotonda de las Garantías Sociales, en Zapote.

El fideicomiso contempla obras complementarias como radiales de acceso a localidades como Tres Ríos.

Con este mecanismo, se autorizará a un banco para que estructure el fideicomiso y buscar los recursos necesarios.

Los créditos se cancelarán por medio del cobro de peajes a los usuarios de la vía.

El plazo del fideicomiso se estableció en 35 años y se podrán aplicar prórrogas hasta por un periodo de 50 años.

En el contrato se establece que el fiduciario podrá ser un banco del estado o el Instituto Nacional de Seguros.

Por el momento solo hay cifras preliminares, pero existen estimaciones de un costo por encima de los $200 millones, incluida la construcción de un túnel en el tramo de Curridabat y Zapote.

El proyecto de ley establece que se podrá contar con la participación del Instituto Costarricense de Electricidad, empresa reconocida por la construcción de túneles.

Si bien, el gobierno anunció la posibilidad de construir dicho túnel, algunos legisladores consideran que puede haber otras soluciones que podrían ser menos costosas.

Existe un compromiso de la Municipalidad de Curridabat de liberar 500 metros lineales y ya se han hecho varias expropiaciones en otros tramos de la vía, explicó Mario Redondo, diputado cartaginés.

Para las expropiaciones faltantes podría echarse mano de la Ley de Expropiaciones, recientemente reformada, y que aligera los procesos de adjudicación para el Estado.

201502042321180.n99.jpg


Ver comentarios