Enviar
Fervor cristiano



Decenas de feligreses se congregaron ayer en la Catedral Metropolitana para representar con sus palmas la entrada de Jesús a Jerusalén. La celebración del Domingo de Ramos representa el inicio de la Semana Santa, periodo en que conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret.
Las ceremonias litúrgicas realizadas ayer comenzaron con la bendición de las palmas que llevan en sus manos los fieles, rememorando el pasaje evangélico. Durante la misa se da lectura al relato completo y dramatizado de la Pasión.
Ver comentarios