Enviar
Presidente Venezolano llega hoy a Bogotá
FARC entregará restos de secuestrados

Uribe reiteró condena a la guerrilla por el retraso en entrega

Bogotá
EFE

La guerrilla colombiana de las FARC entregará el próximo sábado los cadáveres de los once ex diputados regionales que tenía secuestrados desde hace más de cinco años y que murieron en junio pasado en circunstancias confusas, anunció ayer el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.
Uribe, que participó en la asamblea anual de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), en Cartagena, anticipó que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregarán los restos de los políticos en Corinto, pueblo del departamento del Cauca, situado unos 600 kilómetros al suroeste de Bogotá.
Las gestiones para recibir los restos mortales de los políticos fueron encomendadas al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organismo que, sin embargo, se abstuvo de confirmar la información.
“Para nosotros la situación es la misma después de las declaraciones (del presidente Uribe). No podemos confirmar la información. Aún no tenemos un sitio ni una fecha para la entrega”, declaró a Efe el portavoz del CICR en Colombia, Yves Heller.
“Tenemos una oficina en Cali que se encarga de nuestro trabajo humanitario en la zona y estamos haciendo todo lo posible por cumplir la gestión”, añadió.
De concretarse la entrega de los cadáveres, el sábado, coincidiría con la visita que hará hoy a Bogotá el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que hace dos semanas aceptó ayudar en las gestiones para lograr un acuerdo humanitario, por el cual las FARC liberen a los secuestrados y el Estado excarcele a rebeldes presos.
Los ex diputados -que eran doce, pues uno sobrevive-, fueron secuestrados por las FARC el 11 de abril de 2002 en un asalto a la sede de la Asamblea Departamental del departamento del Valle del Cauca, en Cali, capital regional.
Según las FARC los ex diputados murieron el 18 de junio en un supuesto fuego cruzado entre bandos no identificados.
No obstante, Uribe acusó a los rebeldes de asesinar a los rehenes y los organismos estatales de seguridad señalaron que hay pruebas de que la muerte de los políticos se debió a un “fuego amigo” entre dos facciones del grupo guerrillero.
Uribe dijo en Cartagena que “van a entregar los cadáveres de los diputados pasado mañana (...) Será tarde, primero de septiembre”, expresó al reiterar su condena a las FARC por retrasar la entrega de los cuerpos.
Los ex diputados que murieron son Juan Carlos Narváez, que presidía la asamblea en la época del secuestro; Héctor Arismendi, Carlos Barragán, Carlos Charry, Ramiro Echeverri, Francisco Giraldo, Jairo Hoyos, Nacianceno Orozco, Edison Pérez, Alberto Quintero y Rufino Varela.
Fabiola Perdomo, viuda de Narváez, y portavoz de los familiares de las víctimas, recibió el anuncio “con esperanza” y confió en que se concrete.
Las FARC incluyeron a los doce ex diputados -de los cuales solo sobrevivió Sigifredo Romero- en la lista de políticos, soldados, policías y estadounidenses secuestrados a los que aspira a canjear por cerca de quinientos guerrilleros presos, que después de varios asesinatos o fugas de rehenes suma 45 personas.
Entre esos rehenes se encuentran la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, que también tiene nacionalidad francesa, y los contratistas estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gosalves.
Para aceptar el llamado intercambio humanitario de rehenes se requiere de un acuerdo que no ha sido posible, porque las FARC exigen desmilitarizar dos municipios del Valle del Cauca (Florida y Pradera), condición a la que el jefe de Estado se opone tajantemente.
Por su parte, el presidente venezolano propuso que los secuestrados por las FARC sean entregados en territorio de ese país, pero Luis Edgar Devia, alias “Raúl Reyes”, portavoz y responsable internacional de las FARC, rechazó ese ofrecimiento.
Uribe manifestó ayer que “si estos bandidos tuvieran algo de insurgentes que los distinguiera del terrorismo, hubieran tenido ese mínimo gesto de gallardía de entregar los cadáveres a tiempo para que los examinara una comisión jurídica internacional”.
“Eso es todo lo que sé. Vamos a ver si se da”, añadió el mandatario colombiano y reveló que horas antes había conversado por teléfono con el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy.
Ver comentarios