Espumoso cuento de verano
Enviar
Espumoso cuento de verano

• El maestro Woody Allen vuelve a sus mejores niveles, con una comedia romántica inteligente

“Vicky Cristina Barcelona – Un lío amoroso”
(Vicky Cristina Barcelona)
Dirección: Woody Allen. Reparto: Rebecca Hall, Scarlett Johansson, Javier Bardem, Penélope Cruz. Duración: 1.36. Origen: España-Estados Unidos. 2008. Calificación: 8.

Por primera vez, Woody Allen decidió rodar en España, aprovechando al máximo los atractivos naturales y arquitectónicos de ese país. Con “Vicky Cristina Barcelona”, el maestro neoyorquino vuelve a los mejores niveles de su carrera, confeccionando algo que puede considerarse como una auténtica rareza: una comedia romántica marcada por la inteligencia y el buen gusto.
Scarlett Johansson, en su tercera colaboración con el director, comparte la pantalla con la actriz-revelación Rebecca Hall. Ellas encarnan respectivamente a Cristina y Vicky, dos norteamericanas que viajan a Barcelona para pasar las vacaciones de verano. Aunque son grandes amigas, no podrían tener caracteres más diferentes. Seria y pragmática, Vicky está comprometida y planea casarse en su regreso a Estados Unidos. Cristina es más impulsiva y aventurera, dispuesta a disfrutar de todo lo que la vida le pueda ofrecer.
Una noche, las dos jóvenes conocen a Juan Antonio, un carismático pintor, quien las invita a transcurrir un fin de semana en Oviedo. Vicky rechaza la proposición, pero finalmente decide acompañar a Cristina, quien se siente fuertemente atraída por el galán. Ambas se enamoran de él, sin imaginar las complicaciones que surgen cuando su inquieta ex esposa regresa.

Diálogos pulidos, redactados con agudeza y brillante precisión, definen los caracteres. Ampliando temas ya desarrollados en obras precedentes, como “Comedia sexual de una noche de verano” (1982), Woody Allen recupera su humor más relajado y desenvuelto. Juega irónicamente con los estereotipos románticos, aboga por la búsqueda de la felicidad y celebra el derecho a la libertad sexual. Con su toque refinado, elabora una agradable intriga de enredos amorosos, narrada con elegancia y enriquecida por actuaciones seductoras.
Todos los intérpretes valen, mas el argumento parece diseñado para sacar a relucir las mejores cualidades de una conocida actriz española en particular. Por breves instantes, la trama parece estancarse: justo cuando el interés está a punto de mermar, entra en escena una Penélope Cruz arrolladora. Esbozando una figura memorable de mujer y artista extravagante, medio loca y mal hablada, ella levanta la narración y la lleva a niveles inesperados.
Aunque sufre cierto esnobismo intelectual y contiene unas cuantas divagaciones turísticas, tan amenas como innecesarias, “Vicky Cristina Barcelona” es todo un deleite. Con su preciosa fotografía y linda musicalización, este espumoso cuento de verano proporciona una experiencia encantadora.

Ver comentarios