Espera de barcos se redujo a la mitad en Caldera
Las expectativas del muelle se cumplieron en los primeros meses de operación, aseguró Lianette Medina, presidenta ejecutiva de Incop. Esteban Monge/La República
Enviar

Promedio pasó de 20 a 11 horas

Espera de barcos se redujo a la mitad en Caldera

Navieras evalúan aumentar tráfico por dicha terminal

El tiempo en espera de los barcos en Puerto Caldera se redujo casi en un 50% desde que entró en operación el nuevo muelle multipropósito, inaugurado hace tres meses.
En enero, una embarcación debía esperar alrededor de 20 horas en la bahía antes de poder atracar. Para marzo, ese tiempo era de 11 horas, informó Lianette Medina, presidenta ejecutiva del Incop, entidad que supervisa este puerto, otorgado bajo una concesión.
En el último trimestre del año pasado, cuando se produce un mayor aumento de las importaciones, los tiempos de espera fueron de hasta 62 horas.
La reducción en este indicador podría implicar a mediano plazo una baja en los costos, ya que será menor el monto que tendrán que pagar las empresas a las navieras por el tiempo que perdían sin poder desembarcar la mercadería.
Además, la adquisición de equipo portuario que incluye montacargas, plataformas y grúas móviles permite a los administradores manejar la carga en el mismo puerto y no llevarla a otros patios como se hacía anteriormente.
“Se puede decir que se han cumplido las expectativas iniciales de manera altamente satisfactoria, pues los tiempos de espera se han reducido drásticamente, y las tasas de ocupación han aumentado en general, en particular la de la nueva terminal”, puntualizó Medina.
Aunque los datos suenan alentadores, todavía son preliminares como para que las empresas tomen la decisión de utilizar dicho puerto o que las navieras decidan traer barcos más grandes.
Entre las inquietudes está mejorar los tiempos que tardan los importadores para despachar las mercancías, y las colas de barcos que se producen en ciertos días.
La siguiente fase de mejoramiento de la terminal será la reparación del rompeolas, para lo que ya se cuenta con los recursos de un préstamo otorgado por el BID. Junto con ello, se hará un estudio para hacer el dragado en los muelles antiguos, con el fin de que todos tengan un calado de 13 metros.
Caldera es operado bajo la modalidad de concesión por la Sociedad Portuaria Caldera. Desde que empezó su administración en 2006, el puerto ha tenido un importante aumento en sus niveles de eficiencia.
Desde ese año y hasta 2013, la productividad en el manejo de contenedores se incrementó en un 159%, y un porcentaje similar se produjo en la descarga de granos.
El nuevo muelle, construido a un costo de $36 millones, tiene 13 metros de profundidad y permite el atraque de barcos de 210 metros de largo. Inicialmente fue concebido para atender barcos graneleros, pero puede recibir todo tipo de carga, lo que aumenta la capacidad del puerto.

201505242210490.14-2.png

 

Rodrigo Díaz
[email protected]


Ver comentarios