Enviar
Iniciativas privadas y comunales lideran esfuerzos por promover cultura de reutilización de materiales
Escaso interés estatal en el reciclaje
Cada costarricense produce 1,2 kilogramos de basura diariamente

Las iniciativas de reciclaje en el país no cuentan con la colaboración del Estado, y en muy pocos casos con apoyo municipal. El 100% se mueve en el ámbito privado.
Redcicla es una organización, la principal del país, que engloba a un total de 105 afiliados relacionados de una u otra manera con el reciclaje.
La red no agrupa a todas las empresas y asociaciones que trabajan en la materia, pero sí a buena parte de estas, explicó su director, Sergio González.
Si usted ha tratado de reciclar sus desechos, habrá podido observar que no es nada fácil. “Todo lo que hay con base en la iniciativa privada”, dijo González, ya sea con empresas o con asociaciones comunitarias.
El Estado hace poco en este sentido. Costa Rica hace gala de ser un país verde, y fue a la Cumbre del Clima de Copenhague con diversas propuestas para tratar de combatir el Cambio Climático.
El tema también se incluye en los planes de gobierno en esta época electoral. El candidato a la segunda vicepresidencia de Laura Chinchilla, Alfio Piva, dijo en la presentación del mismo, el pasado 17 de diciembre, que nuestro país iría al espacio a recoger la basura espacial.
¿Y los desechos que se producen día a día en Costa Rica? “Lamentablemente los gobiernos no le dan interés, no solo al reciclaje, sino a la gestión de residuos”, puntualizó Alexander Mata, gerente de Vidriera Centroamericana, empresa que se dedica al reciclaje e industrialización de envases de vidrio en toda Centroamérica.
Desde hace tiempo está varada en la Asamblea Legislativa la Ley de Gestión Integral de Residuos “que no es la panacea, pero supondría un avance”, expresó Mata.
Todo lo que hay hoy en día lo ha hecho la sociedad civil y empresarial a “puro músculo”. Las asociaciones comunales, formadas en muchos casos por mujeres, han conseguido ingresos extra con la recogida de materiales para reciclar pero “han tenido más problemas que otra cosa”, aseguró González, ya que apenas reciben apoyos de las municipalidades.
Algunas, como San Isidro o Escazú se han involucrado, pero siempre tras la iniciativa privada. Y muchas rechazan los planes presentados por empresas del sector para realizar campañas. “Las municipalidades no colaboran”, aseguró Mata, quien continuó diciendo que “nos han rechazado proyectos en los que les damos todo hecho: camión, conductor, recogida… No les interesa”.
Por otro lado están las iniciativas de las empresas, como las de distintas cadenas de supermercados con la introducción de bolsas de tela para la compra, tratando de reducir así el consumo de plástico entre la sociedad costarricense.
El uso del plástico ha crecido exponencialmente en las últimas décadas con el aumento del consumismo. Si en 1994 apenas el 11% de nuestros residuos era de plásticos, en 2002 esa cifra había aumentado hasta el 17,7%, y hoy podría ser del 25%, “siendo conservadores”, afirmó González.



Daniel Zueras
[email protected]
Ver comentarios