Equidad, meta lejana
El mercado de belleza le permite a cualquier mujer tener ingresos, cuidando a sus hijos, es una opción para ellas, dijo Fabiola Urbina, directora de Publicreativos FAMA. Marco Monge/La República
Enviar

Persiste gran brecha en salarios y empleo

Equidad, meta lejana

Tecnología, teletrabajo y emprendedurismo serían soluciones

Dejar atrás la idea de que la mujer no puede incursionar en el mercado tecnológico es uno de los principales retos en materia de género.

201311062218360.n22.jpg
El sector privado aún mantiene una fuerte brecha en la contratación de hombres y mujeres, que de igual forma cuentan con salarios hasta un 27% menores en comparación con el sector masculino.
El mito de que las mujeres son las que más se incapacitan, a causa de la maternidad, es lo que impulsa a empresas a no contratarlas.
Reducir la desigualdad de género para 2015 por ahora es una meta lejana para el país.
Más mujeres inmersas en el sector tecnológico es uno de los aspectos que mejoraría la posición de la mujer, al ser uno de los más demandados en la actualidad.
Además, un mayor apoyo al sector emprendedor permitiría que más trabajadoras se aventuren a tener su propio negocio.
Esta es una salida para muchas mujeres que tienen ganas de trabajar pero no hay puestos disponibles de acuerdo con sus habilidades.
El sector de belleza es uno de los nichos donde las mujeres han incursionado por sí solas con éxito, dijo Fabiola Urbina, directora de Publicreativos FAMA.
El teletrabajo es otra área que permite a la mujer tener mayor flexibilidad.
En general, el entorno laboral aún no beneficia a la mujer, quien aún lleva las riendas del hogar.
Y es que hoy más mujeres son jefas de hogar, en comparación con el 2000, pero si adquieren esa posición no es por un consenso con su pareja, sino porque la responsabilidad completa recae en ellas.
Solo en el 7% de hogares con jefatura femenina las mujeres poseen pareja, de acuerdo con el informe “Equidad socio-económica de género en Costa Rica” de la UNA.
Mientras que los hombres que son jefes de su hogar, en un 84% comparten responsabilidades.
Percibir un 27% menos de salario que el hombre en igualdad de condiciones en una empresa privada es la realidad de la mujer, mientras que en el sector público es de un 7% esa diferencia.
Solo un 41% de la población femenina del país está ocupado, muy por debajo del 71% de hombres que sí cuenta con empleo.
Lo mismo se refleja en la cantidad de mujeres que está fuera de la fuerza de trabajo, superando al sector masculino.
Además, son pocas las trabajadoras que alcanzan puestos gerenciales.
Esta realidad se vive aunque la mujer sea quien obtiene el mayor grado de educación, con cerca de 30 mil títulos universitarios más que los hombres.
Uno de los mitos que también llevaron a la realidad de hoy, es pensar que la mujer es más costosa en cargas sociales.

201311062218360.n222.jpg

María Fernanda Cisneros
[email protected]
@mcisnerosLR

Ver comentarios