Enviar
Conflicto con Municipalidad por permisos tiene varada expansión de empresa
EPA lucha por construir ferretería en Belén

• Solicitud para permisos de construcción fue presentada desde enero de 2008

Yessenia Garita
ygarita@larepublica.net

En época de crisis, cuando el país requiere generar empleos y mantener las inversiones, la cadena de ferreterías EPA ha retrasado por más de un año la construcción del nuevo almacén, debido a la lentitud del Concejo Municipal de Belén para tomar acuerdos.
La solicitud de construcción de la obra de más de 7 mil metros cuadrados, fue presentada en enero de 2008; sin embargo, hoy, un año después, no se vislumbra el inicio de las obras, cuyo valor era de ¢1,346 millones.
Con la paralización del proyecto se han dejado de generar al menos 200 nuevos empleos en la fase constructiva del inmueble y de 160 empleos directos; así como entre 400 y 500 empleos indirectos en la fase de operación, según Ignacio Vieto, gerente general de EPA.
El atraso tiene sus raíces en que los miembros del Concejo de Belén llevan un año definiendo en qué proyectos de facilidades comunales podría invertir la empresa venezolana para que la Municipalidad apruebe el arranque de la construcción.
De acuerdo con las leyes de planificación urbana, todo urbanizador cederá gratuitamente entre un 5% y un 20% del área del terreno a vías públicas, facilidades comunales y parques.
Este espacio puede estar ubicado en el mismo sitio de la construcción, o bien la Municipalidad puede decidir que el urbanizador realice inversiones en otras obras de la comunidad.
Aunque la solicitud de permiso de construcción por parte de los representantes de EPA fue presentada desde enero del año pasado, no fue hasta hace dos semanas cuando los miembros del Concejo tomaron la decisión de que la empresa compre un terreno que a su vez done al municipio para la construcción de una planta de tratamiento.
No obstante, ahora surge una complicación adicional pues la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), organización propietaria del terreno elegido por los miembros del Concejo no ha decidido aceptar la propuesta económica de ¢131 millones por la propiedad, ubicada en San Antonio de Belén.
Eso implica que, el inicio de las obras no se materializará hasta tanto la Municipalidad no obtenga la respuesta definitiva.
“Estamos tratando de llegar a un acuerdo con la Municipalidad y con la empresa para lograr un mejor precio por la adquisición del terreno de 3 mil metros. Esto sería analizado por la junta directiva”, dijo Alexander Ovares, presidente de ANDE
“Las decisiones tardías del Concejo Municipal están atrasando la construcción de una importante obra para el cantón, de una empresa que le puede traer muchos beneficios a la comunidad, sobre todo por la generación de empleos”, dijo Horacio Alvarado, alcalde municipal.
“Esta indecisión ha provocado que los permisos de construcción, a pesar de que cuentan ya con los aspectos técnicos, como planos de construcción, viabilidad ambiental, aún no sean aprobados”, agregó Alvarado.
Sin embargo, los miembros del Concejo alegan que todo se ha realizado apegado a la ley y que los atrasos se deben a trámites que se deben cumplir.
“Todo ha quedado en actas. Hasta que la empresa no cumpla con lo que le toca en cuanto a las facilidades comunales no puede iniciar las obras”, dijo Hermes Zumbado, presidente municipal.
“Hubo un atraso porque se presentaron varias propuestas, entre ellas la compra de la propiedad de ANDE o que la empresa invirtiera los recursos en un área de conservación en La Asunción, donde estará la ferretería. Después fueron presentadas varias mociones”, agregó Zumbado.
Mientras sigue a la espera del banderazo de inicio, EPA calcula que de los $12 millones que tiene listos para invertir en el proyecto en Belén, ya ha ejecutado unos $4 millones, según afirmó Vieto.

Ver comentarios