En el último suspiro
Silvestre Varela con un cabezazo imposible para Howard, le dio el empate en el último minuto a Portugal. Fabrice Coffrini-AFP/La República
Enviar

En el último suspiro

La Portugal, de Cristiano, resucita y Estados Unidos dejó ir la clasificación

A pase de Cristiano Ronaldo, Silvestre Varela salvó el pellejo de Portugal a los 94 minutos y se mantiene con esperanzas de pasar a octavos de final del Mundial, mientras que Estados Unidos desperdició la oportunidad de avanzar directamente.

201406222338170.a66.jpg
Cuando estaban haciendo las maletas, los portugueses igualaron a dos gracias a un centro preciso de Ronaldo y a un remate de Varela, que había ingresado en el minuto 69.
Los Estados Unidos, pujantes físicamente, habían dado la vuelta al tanto de Nani a los 5 minutos gracias a Jermaine Jones (m.64) y Clint Dempsey (m.81).
En un partido celebrado en la sofocante Manaos, en el Amazonas brasileño, la Portugal de Ronaldo, con un punto, ahora debe prepararse para golear a Ghana, también con uno, en la última jornada y esperar a que Alemania, con cuatro puntos, golee a Estados Unidos, también con cuatro.
Los lusos firmaron un encuentro mustio frente a un rival que hizo saña por el costado izquierdo.
Nada más abrir hostilidades, los portugueses hallaron la recompensa más por demérito del contrario que por méritos propios.
Un centro vulgar de Miguel Veloso lo despejó de forma tan deficiente Geoff Cameron que asistió a Nani. El extremo del Manchester United fusiló en el minuto 5 a un Howard que ya se había vencido.
A partir del gol, hubo media hora de dominio nítido de Estados Unidos, sobre todo cuando Bradley y Dempsey conectaban. O cuando el lateral diestro Johnson se aprovechó de la ausencia del lateral zurdo Fabio Coentrao y la participación del joven André Almeida.
Descontento con el rendimiento defensivo del costado izquierdo y con la consistencia del centro del campo de su selección, el técnico Paulo Bento retiró al lateral André Almeida y dio espacio al mediocentro William Carvalho.
Miguel Veloso, medio de raíz, se colocó como defensa zurdo.
Un balón a la espalda de los defensores lusos propició otra internada del lateral diestro Johnson. Su pase atrás lo enganchó Bradley, quien, a puerta vacía, le negó el gol en la línea de meta Ricardo Costa.
Físicamente superiores a los portugueses, los estadounidenses se crecieron pero abrieron espacios para el contraataque luso. Ronaldo, servido por Éder, chutó arriba.
Sin embargo, los muchachos de Klinsmann respondieron. Un rechace en un córner, lo controló Jones sin oposición, se acomodó el disparo y acribilló a Beto.
El empate, en el minuto 64, excitó a Portugal. Nani, desde la derecha, centró y a Raúl Meireles le cayó el rechace. Su remate de volea lo despejó Howard a córner.
Pero Estados Unidos vio espacios en el rival. Otra vez por el costado zurdo. Yedlin centró para Bradley, quien habilitó a Zusi. En vez de rematar, optó por el centro que encontró, al borde del fuera de juego, la barriga de Dempsey. El 2-1 echaba a los portugueses.
Pero como en el Europeo de 2012, Silvestre Varela, a pase de Ronaldo, cabeceó a los 94' para salvar el pellejo a los suyos, aunque los lusos necesitarán una carambola para pasar.

201406222338170.a666.jpg

São Paulo/EFE

Ver comentarios