Enviar
Fiscalizadores de cumplimiento de normas ambientales aumentan los controles sobre las compañías
Empresas inician exploración en normativa ambiental
• El desconocimiento de este marco legal puede derivar en el cierre de la empresa

Daniel Chacón
[email protected]

El cierre de la planta empacadora de piña de la empresa Del Monte puso de nuevo en el tapete de discusión el marco normativo al que deben exponerse las empresas que realizan alguna actividad con impacto ambiental.
Partiendo de ese caso como ejemplo, la cantidad de legislación existente sobre la materia y el desconocimiento en algunas ocasiones puede generar errores involuntarios, que motivan la posterior intervención de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) o el Tribunal Ambiental.
Para comprender mejor los alcances de la legislación vigente, los procedimientos y el marco en el que las empresas se deben desenvolver, LA REPUBLICA consultó a Kathia Araya, especialista en derecho ambiental de la firma Facio&Cañas.

¿Qué es lo básico que se debe saber en materia de derecho ambiental?
Que cualquier actividad industrial debe tener permisos que expenden los ministerios de Salud y de Ambiente y el municipio.

Específicamente en materia ambiental, ¿cuál es el procedimiento correcto para poner en regla la operación?
Hay dos procesos que deben seguirse en Setena: el primero, de impacto ambiental, y el posterior seguimiento.

¿Qué tipo de trámites se deben realizar antes de iniciar operaciones?
Según la actividad puede ser una de las tres opciones: un estudio de impacto ambiental, estudio de gestión ambiental o un compromiso ambiental. Si la actividad no tiene un componente contaminante alto, Setena se conforma con el compromiso ambiental. Superada esta fase, esta entrega la licencia con el aval de cómo deberá operar la industria.

¿Cuál podría ser la dificultad en esta fase?
Depende de la actividad, pero usualmente el problema es que el estudio de la empresa no tomó en cuenta el impacto sobre un tema que Setena considera importante. Entonces, lo devuelve al desarrollador y le pide que solvente los vacíos.

¿Cuánto demora este proceso?
Si no hay dificultad, Setena puede resolver en el mismo mes. Si es algo más elaborado donde se incluye un estudio de impacto ambiental, puede durar hasta seis meses.

¿Cuáles deben ser los cuidados ya estando en operación?
La empresa debe nombrar a un regente ambiental que da informes periódicos a Setena con datos como el manejo de los desechos. En este debe explicar la forma como se les da seguimiento a los compromisos adquiridos.

¿Cuál es el rol del Tribunal Ambiental?
Setena revisa el cumplimiento del plan ambiental, mientras que el Tribunal puede actuar por la denuncia de algún vecino o persona afectada.

¿Cómo debe proceder el Tribunal cuando inicia una investigación?
Analiza antecedentes y en el peor de los casos ordena el cierre como una medida cautelar. Luego define los términos bajo los cuales la empresa podrá reabrir operaciones. Debe demostrar que se realiza un daño y que la empresa no está haciendo nada por mitigarlo.

¿Y el pago de multas?
Es un tema muy complicado, porque para realizar esa valoración existen dos metodologías. En ocasiones los números no van de acuerdo con la realidad, es muy difícil establecer cuánto costaba un árbol o una rivera dañada.

¿Existe conocimiento y cultura empresarial en esta materia?
Sí, existe una cartera importante de clientes que se asesoran para actuar preventivamente. Tienen planes de contingencia y una persona que entiende las regulaciones para evitar algún inconveniente.

¿Cuán difícil es manejar esta legislación?
Bastante. De hecho, publicamos un libro para explicar cómo se regula el tema. La base fundamental es el artículo 50 de la Constitución Política, el cual indica que toda persona tiene derecho a un ambiente sano.
Ver comentarios